Un promedio de 135,000,00 mil niños nacen cada año en Honduras y la gran parte de estas madres son menores de edad. En los años 2019, 2021 y 2022 ha aumentado este fenómeno. Sólo en San Pedro Sula en los centros hospitalarios públicos se registran un promedio de 40 partos al día. Solo en el Mario Rivas nacen un promedio de 12 a 15 diarios.

Entre las causas principales están el descuido de los padres de familia y libertinaje del uso de las redes sociales, donde conocen a estos ¨padres digitales´ motivo que sea vuelto natural que de días de nacidos los regalan, bebés abandonados hasta en los basureros, entre ellos niños asesinados o fallecidos por el abandono.

Debido a la desintegración familiar o la pérdida de valores morales en el hogar, hijos necios o padres irresponsables; es que estas adolescentes toman el sexo como una aventura, juego o pasa tiempo y, salen embarazadas sin estar preparadas ni físicamente peor psíquicamente.

Los nueve meses de embarazo se convierte en un periodo de insatisfacción, frustración, angustia, odio y hasta amargura, en especial las abandonadas por sus padres y de sobra está preguntar quién es el responsable del embarazo, pues en la mayoría de los casos es otro adolescente irresponsable ¨wuatsapero¨.

Lo rescatable es que al menos no los abortaron, nos referimos a los que son regalados o abandonados vivos. Hay redes de personas corruptas que trafican con ese negocio de traficar niños nacional e internacionalmente.

Hay casos donde estas madres solteras adolescentes obligadamente tienen que hacerse cargo de ellos, pero debido a su edad y poca experiencia, ven a los bebés como muñecos de plástico o peluches de trapo y lo que menos tienen es amor ni paciencia de madre en un país llamado Honduras.