04/12/2022
06:52 AM

Más noticias

La oferta electoral

Y así de neófito a través de los últimos años ha sido el vaivén de los achineros y sus mercaderías deambulando por Honduras.

La propuesta concreta de la semana fue: “Que se haga hombre”, recomendación hecha por Godofredo Fajardo a Eduardo Martel, el primero del partido Democracia Cristiana y a quien el “Yanismo” le daría la oportunidad de representar la planilla del “Liberalismo” en su intención de conquistar a la comuna capitalina.

Semanas atrás era otra la oferta: “Si puño quieren, puño tendrán”, a esto se resumiría el “plan de gobierno descomunal” ofrecido por David Chávez, el hombre a quien el nacionalismo necesita heredar la alcaldía más importante del país.

Y así de neófito a través de los últimos años ha sido el vaivén de los achineros y sus mercaderías deambulando por Honduras; y claro, con mayor “fervor patrio” meses antes de cada elección general.

Como anécdota particular, en las últimas semanas a mis redes sociales llegan cada vez más un sinfín de invitaciones de “amistad”, son personas con quienes en mi vida nos hemos cruzado, la particularidad es que la mayoría son aspirantes a cargos de elección popular; por ejemplo, entre ellas me llamó la atención la de una guapa joven aspirante a un curul en el Congreso Nacional y tras leer lo que ella define como propuesta, pues fue inevitable la tristeza que invadió mi corazón.

Les comparto, íntegro, con todo y las incoherencias más las faltas de ortografía, algunos fragmentos de la visión de lo que para esta joven debe ser Honduras:

'… pretendo hacer una política diferente con participación para todos eh ideas de todos que estén juntos conmigo para que cuando me equivoque me lo digan y que cuando la oligarquia me ataque me defiendan y así sepan que el pueblo está unido y que queremos cambio'.

'… para los jóvenes emprendedores que implementemos una educacion de primer nivel para que nuestro pueblo sea pensante y no seguidor y no lo engañen con publicidad barata o con 50 pesos'.

“… mejor salud para el pueblo y leyes que permitan que todo esto pase, pero pensando en el bien del pueblo no de unos cuantos o de los mismos políticos coruptos...”

'… También invitó a los buenos políticos que ya están porque si los hay a que nos unamos por honduras aquí tienen un respaldo más... Es hora de dejar de criticar y de actuar yo tengo las ideas y el valor para confrontar la corrupción, solo te pido tu respaldo, por ti, por tu familia y por honduras…' Y así termina la propuesta de esta joven soñadora.

Así es, con esa pilada de faltas ortográficas ella cree tener la capacidad de entregarle a los hondureños una educación de primer nivel, ¡sí, aunque no lo crea!, escribiendo “honduras” con “h” en minúscula, ella asume que puede sacar adelante al país. Y así como ella, decenas deseando utilizar mis redes sociales como catapulta, y no precisa ni honestamente para ser grandes y sinceros “amigos”.

Para aclarar: no estoy en contra de quienes consideren tener las capacidades y argumentos para hacer de Honduras un mejor país, de hecho, por eso evito en todo momento exponer a la persona de quien utilicé su “propuesta” para ejemplificar la enorme carencia de alternativas políticas para los electores hondureños.

Para referenciar de qué tan lejos estamos, les comparto lo que ha sucedido en las últimas dos semanas en El Salvador, Costa Rica y Panamá. Los salvadoreños y el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, anunciaron el lunes que las empresas surcoreanas Soosung Engineering, Korea National Railway, Dong Myeong Engineering Consultants & Architecture y Pyunghwa Engineering Consultants, serán las encargadas de la ejecución de un estudio de factibilidad para la construcción del proyecto Tren del Pacífico.

Serán cinco estudios los que se llevarán a cabo durante un año para determinar la viabilidad del desarrollo de la red ferroviaria para carga y pasajeros en el sur del territorio salvadoreño y que finalmente conectará con Guatemala y el Pacífico-sur de México.

En Costa Rica, este jueves por la noche y vía decreto, el presidente Carlos Alvarado definía el proyecto del Tren Rápido de Pasajeros, TRP, o Tren Eléctrico, declarado de interés público por su capacidad para reducir el tiempo de viaje de las personas, de una forma segura, con energías limpias, rápida y eficiente, así como por su potencial para generar empleo y reactivar la economía.

También esta semana, Panamá y El Salvador desarrollaron el primer encuentro para la implementación del proceso de Certificación de Competencias en Eficiencia Energética. En este participaron la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, y EUROCLIMA+ con la intención de innovar en la Certificación Profesional y la Acreditación de Empresas en Eficacia Energética...

Y ya aterrizando en Honduras, por ejemplo: en Tegucigalpa seguimos esperando el Trans-450, pero no, ya nos hablan de un bellísimo Teleférico que adornará a la majestuosa capital de la República.

En San Pedro Sula, hace un par de años presentaron un modelo de transporte público que es funcional en Brasil y otros países de Sudamérica; pero no, solo fue el anuncio.

Igual, el gobierno de ocho años de Juan Orlando Hernández Alvarado nos prometió en 2014 la construcción de tres represas para el valle de Sula, pero un par de meses atrás el exministro de la presidencia, Ebal Díaz, cerraba su gestión con el aviso para los costeños que solo podrían cumplir con el dinero para los estudios de factibilidad y diplomáticamente extendiéndonos una invitación de “vuelva a participar”.

Es de esta forma que los hondureños seguimos esperando que al menos uno de los 15 presidenciables nos hablen, antes de este 28 de noviembre, sobre verdaderas propuestas y no de ofrecimiento de puños, patadas y mordidas.