Tres elementos básicos para consumir integralmente, la fe, miel, ajo y limón, fórmula milagrosa para mantenerse sano y que en estos momentos de la pandemia del covid-19 han resultado ser estos alimentos una alternativa en especial para las personas de bajos recursos económicos.

La fe es la base que todo ser humano debe tener como principio espiritual para recibir los efectos deseados al consumir este trío de extraordinarios alimentos físicos.

Esta fórmula mágica es milenaria y salva vidas, especialmente porque es preventiva y curativa a la vez. Dentro de la medicina natural es lo más recomendado su consumo para todas las edades, y mucho mejor desde la niñez.

El consumo de miel de abeja refuerza el sistema inmunológico, un poco de miel ayuda a mantener la piel sana, evitar el estreñimiento y mejorar el sueño, entre otros, gracias a los nutrientes como el calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fósforo y potasio, aparte de aminoácidos, ácidos orgánicos, vitaminas B, C, D y E y antioxidantes que posee.

Cualidades del ajo: mejora la circulación de la sangre, es rico en vitamina B, protege el hígado, aparato digestivo, evita los resfriados y afecciones pulmonares y reduce el colesterol. Asimismo, en las comidas no debe faltar esta aromática verdura.

El limón tiene un gran poder bactericida, alto contenido en vitamina C y flavonoides, refuerza el sistema inmunológico, aumentando las defensas de tu organismo. También previene enfermedades, sobre todo de las vías respiratorias. La limonada es básica bebida.

Estos tres héroes de la salud, apoyados en la fe, han realizado tantos milagros, especialmente en esta crisis sanitaria. Me atreví a escribir este mensaje de salud, ya que dice el sabio proverbio que todos tenemos algo de médico, poeta y loco en un país llamado Honduras.