30/01/2023
12:13 AM

Más noticias

Descubrir el propósito

  • 27 noviembre 2022 / 15:24 PM /

Aquella era una de las primeras experiencias de voluntariado corporativo que me correspondía coordinar. Se trataba de una oportunidad valiosa de contribuir con la orientación vocacional de jóvenes de último año de educación media, en una importante institución pública sampedrana, a través de la metodología del programa Carreras con Propósito, de la organización Junior Achievement.

Mis colegas y yo estábamos deseosos de ayudar y nos preparamos para ello, con el apoyo de un gran facilitador, de quien aprendimos mucho, de manera especial, a lograr conectar con los jóvenes.

Como suele suceder en temas de voluntariado, obtenemos aprendizajes para la vida. En aquel caso, descubrimos nuestro propósito noble en el trabajo, el valor de encontrar junto a los jóvenes aquello que desean realizar, a desarrollar empatía y apreciar el trabajo en equipo.

Con el correr de los años, recuerdo siempre la importancia de descubrir ese propósito personal, que se convierte en una verdadera brújula no solamente en lo laboral, sino para la vida.

Hace pocos días, escuchaba a un experto en materia de inclusión laboral juvenil del Proyecto Creando Mi Futuro Aquí/USAID y, entre muchos datos interesantes, me llamó la atención el énfasis que puso en la necesidad de que nuestros jóvenes cuenten con un plan de vida.

Es preciso que los jóvenes tengan la capacidad de verse a futuro y no solamente pensar en las necesidades del presente. Al mismo tiempo, hay que brindarles las herramientas para que puedan desarrollarse plenamente.

Se trata de brindar educación técnica profesional, al mismo tiempo que creamos oportunidades de estudio en el nivel de educación superior; además, hay que trabajar en ellos esa capacidad de planificación de sí mismos, de desarrollo de habilidades blandas, de las que tanto hablamos en la actualidad y que pueden hacer la diferencia entre en la vida de los jóvenes.

La comunicación asertiva, el liderazgo, el trabajo en equipo, resolución de problemas, adaptabilidad, entre otras, son algunas de esas habilidades tan necesarias para alcanzar la realización personal. Todas ellas, en función del propósito de cada uno, que da significado a lo que hacemos, pueden ser factores de éxito laboral.

Cuando vemos la necesidad de crear empleo en Honduras, especialmente orientado a los jóvenes, no podemos más que pensar que es preciso contar con una estrategia que logre retomar esos conocimientos y metodologías que han dado resultado a lo largo de los años.

La cooperación internacional al desarrollo, las organizaciones de la sociedad civil organizada, las iglesias y la empresa privada han venido trabajando por años en estos temas y cuentan con conocimientos que, de forma articulada, podrían dar aún mayores resultados.

En ocasiones, el desconocimiento sobre la existencia de muchas iniciativas nos lleva a creer erróneamente que la creación de empleo en Honduras es un tema que pertenece solamente a la esfera de lo público.

Si bien es cierto que las condiciones de inversión corresponden principalmente al Estado, una estrategia de creación de empleos debe incluir la participación de otros sectores, con conocimientos válidos, con experiencia y con iniciativas ya establecidas que han dado frutos, muchas veces en el anonimato.

Hay que proponer una estrategia nacional para el empleo, incluyente, participativa, para que logremos descubrir esos propósitos nobles de los jóvenes que aún no identificamos y con ellos, podamos hacer de Honduras un país de oportunidades, no solo como un sueño, sino como una realidad alcanzable.