Orgullo de Taiwán

El 25 de agosto de 2017, Formosat-5, el primer satélite diseñado y construido en Taiwán, entró en órbita poco después del lanzamiento del cohete Falcon 9 en el que viajaba. El lanzamiento fue llevado a cabo por la empresa SpaceX.

El satélite cuenta con equipos para captar imágenes de alta resolución para el pronóstico y la prevención de los desastres naturales, la seguridad nacional, la observación medioambiental y la investigación académica.

En junio de 2019, el grupo de satélites Formosat-7, también desarrollados localmente, fue lanzado desde el Centro Espacial John F. Kennedy en Florida por SpaceX con el objetivo de recopilar datos meteorológicos más precisos en todo el mundo.

Los seis satélites lanzados, en una órbita de 720 kilómetros, fueron movidos gradualmente durante 18 meses a sus órbitas de misión designadas entre 540 y 550 kilómetros, proceso finalizado el 3 de febrero de 2021.

El proyecto es una operación conjunta entre la Organización Nacional del Espacio (NSPO), de Taiwán, y la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (Noaa), de Estados Unidos, para mejorar la recolección de datos meteorológicos en los trópicos.

Tritón, el nuevo satélite meteorológico diseñado y desarrollado por la NSPO, que será lanzado en 2021, recopilará datos meteorológicos, especialmente las condiciones relacionadas con los vientos de la superficie marina. El 78% de los componentes fabricados localmente del Formosat-5 serán superados en una proporción aumentada al 87% del satélite Tritón.

Después del lanzamiento de la segunda constelación de satélites Formosat-7, refiriéndose a los equipos de la NSPO, la presidenta Tsai Ing-wen expresó: “Ustedes son héroes y el orgullo de Taiwán”.