¡La calidad ante la calamidad!

“De derrota en derrota, hasta conseguir la victoria”. Mao Tse Tung.
La calidad de vida es la percepción que una persona tiene de su lugar en la existencia, en el contexto de cultura y del sistema de valores en los que vive y en relación con sus expectativas, sus normas e inquietudes según la (OMS); para la mayoría lo asocian con el bienestar físico, material, social, emocional, desarrollo y no se puede ignorar el valor espiritual; cuando hemos pasado esta pandemia y este desastre que causó el fenómeno de la naturaleza como ser Eta; lo más rescatable es saber la calidad humana que tenemos en nuestra nación; quiero agradecer al ver la actitud, dedicación y participación activa de todos los ciudadanos; eso denota la calidad del corazón de nuestros hermanos hondureños y centroamericanos; el que da su tiempo da la vida, la integridad en estos momentos difíciles es asunto de carácter, las normas y directrices es asunto de visión y la influencia sobre las demás personas es liderazgo puro, la mayoría piensa que lo bueno y el éxito surge de ganarse la lotería, pero el éxito que podamos lograr es el resultado de planeación y cuando se unen la oportunidad y la preparación las personas triunfan; el entusiasmo es una emoción, el optimismo es una actitud pero la fe es una sustancia.

Tengamos Fe en Dios, en nosotros mismos y creamos que unidos saldremos adelante; las elecciones de la vida determinan nuestro destino, la incredulidad es el lujo más costoso de la vida; lo que usted decida creer determina la base de la conducta y carácter; una cosa es orar por la respuesta y otra es que cada ciudadano sea una respuesta “En Dios haremos proezas, Y él hollará a nuestros enemigos”. Salmo 60:12. Tres provisiones que todos podemos dar en calidad ante la calamidad de vida son: Identidad, seguridad y estabilidad. ¡Vivamos tiempos de osadía!