Tomen las mejores fotos

Solo soy un turista en la tierra... Esta es una frase para aplicarla en nuestra vida, porque nos da una pauta sobre cómo tiene que ser nuestra vida en la tierra. ¿Qué es lo que hace un turista? Viajar y conocer ciudades. ¿Qué es lo que lleva un turista cuando viaja? Solo lleva lo necesario y sobre todo lo principal: la cámara fotográfica, actualmente incluida en la mayoría de los teléfonos móviles. Un turista disfruta el viaje y aprovecha para tomar las mejores fotografías del lugar donde estuvo, para mostrarlas luego con orgullo a los familiares y amigos.

Este es un mensaje de la red de internet.


Así tiene que ser nuestra vida diaria. Si solo somos turistas en la tierra, si sólo estamos de paso por este mundo, aprovechemos para vivir nuestra vida, tomando las mejores fotografías. Preocupémonos de llevar al cielo, las mejores imágenes de nuestra vida. Si somos turistas en la tierra, saquemos y llevemos a la eternidad fotos de bondad y amabilidad, fotos de alegría, fotos de solidaridad con el próximo. Si somos turistas en la tierra, llevémonos a la eternidad solo fotos de fe, fotos de esperanza, fotos de amor y sobre todo fotos de buenas acciones y santidad.


Si analizamos detenidamente el concepto de ser turistas en la tierra, debemos contemplar el hecho de no acumular riquezas, bienes, cosas, colecciones, etc., porque no podremos llevarlas con nosotros al final de la vida. Qué fácil y apacible sería nuestra existencia, si viviéramos con solo lo indispensable para sobrevivir, sin tener que estar comparándonos y comprando el montón de artículos que no necesitamos. Como turistas espirituales, aprovechemos bien el tiempo que nos resta de vida. Nuestra plegaria diaria tendría que ser la del Salmo 90,12: “Enséñanos a calcular nuestros años, para que nuestro corazón alcance la sabiduría”. A esta oración, podemos añadirle también lo siguiente: Enséñanos, Señor, a tomar excelentes fotografías de nuestra vida. Enséñanos, Señor, a llevar las mejores fotos a la eternidad. Amen.


Fe es creer en lo que no se ve y la recompensa es ver lo que uno cree. No dejemos que la pandemia nos gane. Toma muchas fotos y se feliz.