¿Carnet o carné?

“Cerrato indicó que los arrendadores tendrán que reducir sus rentas entre un 30 y un 40% en algunas zonas, de lo contrario habrá muchos locales comerciales, casas y apartamentos desocupados” es una expresión en la que el verbo rentar esta muy bien empleado; pero en “Me casé y eso hizo que me fuera a rentar un apartamento adonde vivir” rentar está empleado incorrectamente. No así en este otro caso: ‘El DAI pidió al Congreso Nacional aprobar que quienes alquilan pudiesen pagar solo el 50% de la renta durante la crisis”. Rentar es producir algo, un beneficio o ganancia.

En aquel caso lo correcto habría sido “Me casé y eso hizo que me fuera a alquilar un apartamento adonde vivir”, puesto que alquilar es tomar de alguien algo para usarlo por el tiempo y precio convenidos. Incluso, alquilar es dar a alguien algo, especialmente una finca, un animal o un mueble, para que use de ello por el tiempo que se determine y mediante el pago de la cantidad. Por lo general, los hablantes se enredan en la conjugación del verbo “querer” específicamente en el futuro imperfecto de indicativo y el condicional. Querer es irregular y por consiguiente tiene accidentes en su conjugación; si el futuro de amar en presente de indicativo es yo amaré, el futuro de querer es yo querré, igual, si el condicional de indicativo es yo amaría, el condicional es yo querría. En estos dos tiempos se da la irregularidad en todas sus personas: tú querrás, él querrá, nosotros querremos, ellos querrán; tú querrías, él querría, nosotros querríamos, ellos querrían. Los medios de comunicación social deben ser vehículos para elegantizar el uso de la lengua con esa variedad léxica de un idioma tan rico como el nuestro.

Las palabras vienen y van, y algunas intentan quedarse, pero no lo logran ni en su escritura ni en su pronunciación: “Deben respetar el último dígito de la cédula o carné de residente, indican autoridades” es un ejemplo en que aparece “carné” (lo correcto) y no carnet, que es lo que en la práctica emplea el hablante. Carné (del francés carnet) es un documento expedido a favor de una persona, generalmente en forma de tarjeta y con fotografía, que sirve para acreditar su identidad, su pertenencia a un grupo. Carnet es un necio extranjerismo y lo correcto debe ser carné.