… las pruebas?

La OMS advirtió el lunes 23 de marzo que la pandemia se está “acelerando”. Transcurrieron 67 días desde el primer informe sobre el Covid-19 para llegar a 100,000 casos, 11 días para los 200,000 y solo cuatro días para superar los 300,000.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestó que pedirle a las personas que se queden en casa y otras medidas de distanciamiento físico son importantes formas de frenar la propagación del virus; pero los describió como “medidas defensivas que no nos ayudarán a ganar”.

“Para ganar, debemos atacar el virus con tácticas agresivas y específicas: probar cada caso sospechoso, aislar y cuidar cada caso confirmado, y perseguir y poner en cuarentena cada contacto cercano”.

Un exfuncionario declaró: “Lo voy a decir con toda claridad, la atención a la salud no ha sido una prioridad”. “No fui capaz de convencer a las autoridades hacendarias y políticas, al presidente de la república, para que se destinaran más recursos”.

“Se trata de un asunto en el que debería haber una enorme articulación en la estrategia”.

“Deberíamos estar unidos todos, en la misma línea, pero en la dirección correcta, con la estrategia pertinente, con la información necesaria, con la colaboración de todos”.

Por supuesto, estas declaraciones no son de un hondureño, se trata de José Narro, exsecretario de Salud de Peña Nieto, quien agregó: “No se puede frenar el contagio si no se hacen pruebas”, “es elemental”. “Deseo que en tres semanas alguien me diga: ‘te equivocaste’”.

“Se tienen que tomar acciones y la principal es evitar la infección de otras personas, y para ello se tienen que hacer pruebas, pruebas, pruebas y más pruebas”. En Honduras, ¿cómo se hacen las pruebas?