¡Sin límites!

El pastor evangélico Alejandro Espinoza.

“Si quieres ser llevado al límite tienes que entrenar tus límites”: Seal. Estos tiempos nos ayudan a meditar el poder reconocer el valor que cada ser humano tiene y el potencial. Este es el momento de tener la habilidad de mejorar y lograr una trascendencia en la vida, la capacidad de energía, emocional, intelectual y social. Vamos a vivir una vida diferente, esta pandemia del coronavirus indiscutiblemente trae cambios profundos en nuestro diario vivir. Tenemos la responsabilidad de administrar el conocimiento que tenemos y lo bueno de Dios en nosotros.

Cuando nos fijamos en algo fuera del conocimiento de Dios, esto es perder el tiempo. Moisés pidió: “Te ruego que me muestres ahora tu camino, para que te conozca”: Éxodo 33:13 RVR60.

Hacemos un llamado al proverbio cuyo significado es reinar. La sabiduría nos permite reinar en la vida no sobre las personas, reinar significa que el temor de Dios es el que nos guía. El apóstol Juan hizo una declaración sorprendente: “Pues como él es, así somos nosotros en este mundo”: 1 Juan 4:17 RVR60. “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente”: Ludwig Wittgenstein. Ante esta pandemia, la gente puede intentarlo, esquivarla o afrontarla, pero lo cierto es que la zona que está mas allá de nuestro entorno nos permitirá expandir, crecer, desarrollar y madurar. No permitamos que inunde el temor, ya que una de las mentiras del enemigo es hacernos creer que esta pandemia durará para siempre: “Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez excelente y eterno peso de gloria”: 2 Corintios 4:17. Su fe es tan fuerte como la prueba que sobrevive, y tenemos una esperanza viva que supera los límites de nuestra razón.

El apóstol Pedro dijo: “Al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo”: 1 Pedro 5:9. Todos en casa.