Las posibles represalias de Irán

La promesa de Irán de vengar la muerte del general Qasem Soleimani en un ataque con dron estadounidense puede llevarlo a movilizar a sus aliados en Irak, a acciones en el golfo de Ormuz o a un ciberataque, entre otras posibles represalias, según analistas.Tras múltiples incidentes entre Estados Unidos e Irán y la aceleración de la crisis, los expertos no se imaginan la muerte del poderoso general, hombre clave del régimen de Teherán, sin respuesta.

“Ninguno de los dos bandos quiere la guerra, ninguno de los dos tiene nada que ganar. El peligro es que estén en una colisión frontal, esperando que el otro retroceda. Si ninguno de los dos lo hace, puede terminar en un desastre”, afirmó Heiko Wimmen a la AFP.

Irak, donde la República islámica cuenta con un gran apoyo, debería estar en el centro de las primeras respuestas de Teherán, aunque solo sea a través de sus milicias, aliados y otros simpatizantes. “Habrá mucha presión sobre la presencia militar en Irak”, opinó, recordando que los estadounidenses perderían mucho estratégicamente si se retiran.

En Bagdad, los comandantes de las facciones pro-Irán ya llamaron a sus combatientes a “estar preparados”. El líder chiita Moqtada Sadr reactivó el Ejército de Mehdi, su milicia disuelta hace una década tras haber acosado al ocupante estadounidense en Irak. Acciones antiestadounidenses son también posibles en Líbano, posiblemente en Yemen o Siria, donde Irán es activo con sus aliados, como los hutíes yemenitas o el Hezbolá libanés.

El asunto nuclear

Desde mayo, Irán ha incumplido varios compromisos del acuerdo de 2015 que garantizaba el carácter pacífico de su programa nuclear, en respuesta al retiro de Estados Unidos del texto en 2018 y el restablecimiento de sanciones estadounidenses que asfixian la economía iraní.

Hay expectativas de Irán ante el anuncio de nuevas decisiones sobre el moribundo acuerdo, como la reactivación de instalaciones prohibidas o la superación de nuevos umbrales de enriquecimiento de uranio.