Más noticias

Los jóvenes necesitan ayuda

Tanto la mujer como el hombre necesitan realizarse en la vida para ser felices. Si no se logran alcanzar los sueños y las metas no se puede ser feliz, pero esta posibilidad de realización no es fácil conseguirla, por diferentes razones: indecisión, falta de perseverancia y de conocimiento, de reflexión interior, de discernimiento, de evaluación, de ambición. Si para los adultos es difícil, es mucho más para los jóvenes.

Los jóvenes son irreflexivos, cambian de opinión con extrema facilidad, se trasladan de una carrera a otra, pierden años de estudio. Tampoco tienen claro sus metas a corto y a largo plazo en la vida. ¿Me conformaré con un sueldo mediocre en una compañía que no llena mis expectativas o necesito prepararme y estudiar algo adicional para optar a un puesto mejor remunerado y lograr realizarme más?

Pero esta indecisión no solo ocurre en la parte de formación en los campos laborales, sino también a nivel emocional. Los chicos cambian de pareja, buscan sensaciones fuertes, alcohol, drogas, música sin sentido, sectas religiosas, placeres prohibidos, sin comprender que están siendo manipulados en gran parte por los medios de comunicación, las influencias de los malos amigos y las diversiones en general.

¿Cómo pueden los jóvenes elegir correctamente para llenar su vida? Lo principal es mirar hacia dentro y preguntarse qué es lo que deseo y por qué lo deseo. Debemos conocer las profundidades de nuestro ser. ¿Me hará feliz esta elección, esta decisión, me sentiré orgulloso y realizado? Para ayudarnos en este bucear en nuestro interior podemos depender no solo de nosotros mismos, sino también del entorno familiar, social, cultural y económico. A los padres, educadores, religiosos, poder estatal les toca fomentar esta mirada interior para salvar a los adolescentes de una masificación y ayudarles a elegir sabiamente…