Más noticias

¿Agresivos?

“Hay tres venenos primordiales: la pasión, la agresión y la ignorancia”: Pema Chodron. La agresividad es un estado emocional que consiste en sentimientos de odio y deseos de dañar a otra persona, es una conducta aprendida que se vuelve un hábito, pero puede desarrollarse y tener conductas patológicas como ser neurosis, depresión, trastornos maníacos depresivos o bipolar, esto puede desarrollar conductas agresivas y violentas. Lo más lamentable es que en muchos casos es autodestructiva y puede volverse delictiva.

Es comparada a la ansiedad en el sentido de que puede ser hasta cierto nivel normal, pero puede llegar a ser muy devastadora, principalmente cuando está en un conflicto y no sabe cómo manejar el momento, generando una rabia, y puede causar daño físico, emocional y crear intimidación. Muchas veces, la agresividad es el resultado de una frustración interna. Son personas que imponen, manipulan y controlan unas veces con el llanto y la mayoría de veces con el grito”.

El saber y la razón hablan; la ignorancia y el error gritan”: Arturo Graf. La forma de expresar la agresividad es por medio de cólera, alzar la voz, la alegría, tristeza, miedo y rabia como emociones básicas en la vida humana. ¿Cómo salir de ese ciclo de agresividad? Reconociendo que aunque usted tenga la razón debe arriesgar el entender y negociar con la otra persona. A veces, en la vida se pierde más de lo que se espera y se gana menos de lo que se quiere.

En la negociación para llegar a un acuerdo común entre ambas partes nunca intente poner sus ideas por la fuerza, así no existirá voluntad de la otra persona. “La violencia es el último recurso del incompetente”: Isaac Asimov. “Hablar demasiado conduce al pecado, sé prudente y mantén la boca cerrada”: Proverbios 10:19 NTV. La mejor forma de salir ganando de una discusión es evitarla. “El enojo no debe durarles todo el día”: Efesios 4:26 TLA.