Más noticias

¿El uso de las letras mayúsculas sigue vigente?

Al estudiar las reglas básicas de las mayúsculas en los primeros niveles de educación se enfatiza que los nombres propios siempre se escriben con mayúscula inicial. De manera que ese uso también se hace acompañar de otros de igual importancia. Este artículo se propone exponer otros usos básicos para utilizar las mayúsculas con propiedad en casos como el de las profesiones, títulos, cargos públicos y en las siglas.

El uso de las mayúsculas ocupa su propio espacio en las reglas del español como en las de otros idiomas, con la salvedad que las de la lengua española alcanzan mayor difusión que otras, esto por la consolidación y frecuencia de los estudios ortográficos de las instituciones encargadas de velar por la lengua, por tanto, este uso no es un intento aislado.

Entre los casos a destacar tenemos el uso de los tratamientos, que son términos empleados cuando se hace referencia a una persona en carácter de respeto, cortesía, o bien en razón del cargo que pueda tener: usted, excelencia, monseñor, licenciado, don, doña, sor.

En documentos administrativos podemos verlo en mayúscula, aunque no existe una razón para escribirlos de esas formas, ya que se tratan de adjetivos o sustantivos comunes. Sin embargo, cuando se utilice su abreviatura, deben escribirse con mayúscula inicial: El licenciado ha sido muy amable con Ud. Ayer estuvo aquí sor Juana.

Asimismo los títulos y cargos en palabras como rey, papa, presidente, arzobispo, jefe de gobierno, canciller, director general, forman sustantivos comunes y deben escribirse en minúscula, igual las profesiones son nombres comunes y, por tanto, se escriben en letras minúscula: médico o doctor, abogada, psicólogo, técnico, enfermera, periodista, entre otros.

El papa Francisco llegó a Perú para una visita apostólica de tres días, dice un titular de prensa argentina. En este caso el nombre propio es Francisco y el país aludido, Perú. Otro titular en prensa internacional: Nayib Bukele, presidente de El Salvador: 5 desafíos que enfrenta como líder de uno de los países más violentos y pobres de América Latina. En este ejemplo seobservan nombres propios en los que sobresalen las mayúsculas, no así para presidente que es nombre común.

En cuanto a los nombres de festividades, bien de carácter religioso, civil, militar o de otra naturaleza, los sustantivos y adjetivos se escriben con mayúscula inicial: como en Navidad, Día del Niño, Día del Soldado Hondureño, Día Internacional de la Amistad, Festival Nacional del Choro y el Vino.

Ahora, cuando el nombre de la festividad se encuentra usada en plural y se utiliza solo para designar al período en que tienen lugar los festejos relacionados, los mismos pueden escribirse en minúscula: Pasaremos los días del padre en la casa de Juan. De igual forma los días o meses irán únicamente en mayúscula cuando formen parte de nombre propio, de lo contrario es incorrecto como se observa muchas veces en atención a las fechas.

La Ortografía del 2010 publicada por la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua en cuanto al uso de las mayúsculas en las siglas también señala que las que se leen como palabras se pueden escribir solo con mayúscula inicial, generalmente si superan las cuatro letras, cuando son nombres propios como en Unicef, la Unah, Unesco, la Unicah, Bancafe. Es incorrecto tildar las siglas.

Es importante mencionar que cuando los apellidos se encuentran acompañados de alguna preposición o de un artículo, estos se escriben en minúscula como en Antonio de la Costa, María del Toro.

Lo mismo sucede con los nombres de instituciones como en Secretaría de Defensa o Academia Hondureña de la Lengua. Finalmente, el uso de las mayúsculas es vigente y de carácter necesario en la modalidad escrita como medio de codificación y significados lingüísticos propios de la lengua.

Águeda Chávez García
Máster en Lexicografía Hispánica y máster en Enseñanza del español como lengua extranjera