Más noticias

Salvemos nuestro fútbol

Primero quiero lamentar lo sucedido en la antesala del clásico capitalino. Las muerte de aficionados en el estadio nacional es una tragedia nacional y muestran que hemos tocado fondo como sociedad. Desgraciadamente esto viene cultivándose desde hace muchas décadas. Lo siento mucho por los familiares de las victimas.

También quiero pedirle a los políticos que se alejen del futbol. Todos los políticos de todos los partidos y bandos se están aprovechando y degenerando el fútbol. Hablen de política, no de fútbol por favor. No se metan con el deporte del pueblo.

No quiero dedicarme a señalar culpables de lo del sábado pasado en el estadio Nacional de Tegucigalpa, pero sí quiero aprovechar para poner un poco de contexto.

El FÚTBOL de Honduras no se mantiene solo. Hay mucha gente que trabaja día a dia para que exista FÚTBOL profesional en H. Cuesta recoger un lempira para que haya fútbol en H. Después de 14 años en Real España me retire porque me cansé. Nadie te ayuda, todos querían sacarle al fútbol y no darle. Me agoté. Era insostenible. Nadie agradece nada y cada mes durante 14 años tocaba tocar puertas de patrocinadores, aportantes, alcaldes, gobiernos, policía, federación, etc, para mantener operando al club. Mantener un club de fútbol en Honduras es mucho mas difícil que mantener una empresa. Es pura labor social. Solo el que ha estado en esto entiende; en cada pueblo de Honduras hay dirigentes que por amor al deporte saben que significa esto.

El futbol es un espectáculo sano que entretiene miles y miles de Hondureños en los estadios cada fin de semana a nivel nacional. Que otro entretenimiento ó espectáculo entretiene miles de personas cada fin de semana en Honduras? Al fútbol de liga debemos verlo como un pasatiempo nacional muy importante. Si al pasatiempo deportivo más importante de este pueblo no se le ve así, lo vamos a perder.

Solución? La solución pasa por que el estado y la sociedad vean a nuestro fútbol como prioridad nacional, y en este momento actuar como lo que es, una emergencia nacional usando toda la maquinaria del estado y de la tasa de seguridad. Digo estado porque hasta a las municipalidades hay que rogarles para que apoyen el fútbol de liga en sus municipios cuando debería ser al contrario; Hasta la SAR ha sido excesivamente agresiva con esta actividad que entretiene a miles de hondureños, y el estado no es consciente de esto. Las autoridades municipales y gubernamentales deben estar velando porque el fútbol de liga crezca en seguridad, en calidad y que los equipos sean cada vez más fuertes. Por ejemplo, Real España es un representante de San Pedro Sula, es patrimonio de la ciudad y del estado. Ver el estado como gasto el garantizar el buen desempeño del fútbol es un error enorme. No permitamos que el desorden social en el que vivimos llegue a los estadios.

Para los q no saben, los clubes de fútbol en Honduras son como fundaciones sin fines de lucro. No hay directivo honrado que se lucre del fútbol en Honduras. Llego el momento de que el estado vea al fútbol como lo que es, el deporte que entretiene al pueblo. Por supuesto que los clubes deben ser más estrictos y más estructurados dentro de los estadios. Pero recordemos que los clubes no son autoridad en Honduras. No pueden ni tienen la capacidad de sustituir a la policía para poner orden. No nos equivoquemos. No busquemos culpables, busquemos soluciones desde la óptica de prioridad nacional. Debe unirse GoB, liga, Federacion, clubes, y todo el aparato estatal y municipal para proteger al fútbol de Honduras.

Al nuevo Presidente de la Liga Nacional le he sugerido q La liga debe tener un coordinador de seguridad, alguien que conozca de seguridad y darle a esa persona la responsabilidad de administrar el proceso. Debe ser alguien que tenga cercanía y comunicación fluida con las autoridades de Seguridad y Defensa

Sabemos q el estado tiene otras prioridades, pero acaso una actividad que genera muchos empleos y que hace q cada fin de semana miles de hondureños se distraigan, y se emocionen y disfruten sanamente NO debe ser prioritario para el estado?

Mientras esto no ocurra los clásicos se deben jugar a puerta cerrada porque no queremos una muerte más en el fútbol de Honduras.