Más noticias

En plena época de crisis

En 1978 se realizó por primera vez en Nueva York una extraña carrera y desde entonces se viene repitiendo anualmente. La patrocina el New York Road Runners Club. Es realmente una extraña carrera “cuesta arriba”, pues hay que subir 1,575 escalones desde el vestíbulo del Empire State Building hasta su planta del piso 86. Este edificio, que es uno de los iconos de la ciudad de Nueva York, tiene una historia llena de curiosidades, excentricidades y maravillosas proezas. Basta decir que se han filmado en él innumerables películas, y desde la torre de televisión en el mástil en su parte más alta se hizo la primera transmisión comercial televisiva.

En su construcción se invirtieron 7 millones de horas hombre de trabajo. Duró un año y 45 días, y se trabajó domingos y días festivos. La estructura se levantó a una velocidad de cuatro y medio pisos por semana. Se instalaron seis mil quinientas ventanas, 73 ascensores y 6 montacargas. Hoy, la subida del vestíbulo al piso 80 puede hacerse en 45 segundos, dado la velocidad de sus elevadores. Este monumental edificio se construyó entre 1929 y 1930. Se criticó mucho el momento, ya que se estaba viviendo en la más grande depresión que el mundo había conocido.

Hoy que se habla tanto de crisis hay cosas que debemos comprender. Uno, que las crisis no son nada nuevo, hasta bíblicamente se nos habla de la época de vacas gordas y la época de vacas flacas. ¡Y todas han finalizado! Dos, han finalizado porque cada crisis produjo siempre la gente capaz de superarla. Tres, que nunca será el problema, sino la respuesta que demos al problema lo que hará la diferencia.

En lo personal he aprendido que la acción cura el temor. Si tenemos un trabajo, debemos hacerlo tan bien como nunca, cuidándolo. Y si lo hemos perdido, en lugar de sentarnos a rumiar la crisis, lo que tenemos que hacer es ponernos con todo entusiasmo a buscar otro. Y, en cualquier caso, todos haremos muy bien en aprovechar este tiempo para estudiar, aprender, superarnos. Así, desarrollándonos en momentos de crisis, cuando llegue la época de bonanza estaremos mejor preparados para aprovecharla realmente bien.

LO NEGATIVO: Dejarnos vencer por la crisis cuando nos golpee.
LO POSITIVO: Aprovechar para construirnos, como el Empire State, en plena época de crisis.