Más noticias

Sobrantes orales

“La Policía Nacional manifestó que desde que ocurrió el hecho los equipos de inteligencia comenzaron a trabajar en la investigación y ya tienen identificados a los sospechosos de haber matado al locutor” es una de las expresiones tan comunes que aparecen en los medios de comunicación social; en este caso se nota que la información es un tanto vacía, vaga, puesto que en realidad la Policía no tiene identificado a nadie relacionado directamente con el delito señalado. En cambio, leo otra: “La Policía dice que ya tienen identificados a los homicidas del locutor”, lo que es muy diferente, hay objetividad porque ya están reconocidos los homicidas de haber cometido el crimen, y no los sospechosos. Pero no solo se trata de problemas de semántica, también abundan los enredos sintácticos en nuestras notas diarias, como en este titular que he leído de un periódico de Tegucigalpa: “Trasladan a niña quemada en helicóptero”, enunciado que denota una verdadera anfibología puesto que no se sabe si esa muchachita se quemó en el helicóptero o fue transportada en ese autogiro; luego, si fue esto último, lo sintácticamente correcto es “Trasladan en helicóptero a niña quemada”. Observemos este otro caso: “Los pobladores de la zona estaban asombrados que no se reportaran personas muertas en el interior de la vivienda que quedó parcialmente destruida”, aquí hay un defecto de queísmo, puesto que la pregunta sería “de qué estaban asombrados los pobladores”, y de paso hay una redundancia nada poética: “parcialmente destruida”, pues toda destrucción es total, por lo que tuvo que haberse escrito “Los pobladores de la zona estaban asombrados de que no se reportaran personas muertas en el interior de la vivienda que quedó casi destruida”. Y siempre comentando sobre esas necias superfluidades, a menudo estoy viendo casos como estos: “Según informes de Seguridad, a diario detienen personas por el delito de portación ilegal de armas”, “Las capturan por el delito de extorsión”, ejemplos en los que me pregunto qué aporta eso de “delito” en portación ilegal de armas y en extorsión, si ya se sabe que portar ilegalmente armas y extorsión son delitos; nada dificulta escribir “Según informes de Seguridad, a diario detienen personas por portación ilegal de armas” y “Los capturan por extorsión”, pues añadir “delito” en estos casos es un sobrante oral.