Más noticias

Evaluación necesaria

Hace seis meses estuvimos definiendo aquellas acciones que considerábamos importantes realizar para que nuestro desempeño mejorara, son actitudes que debemos desarrollar para convertirnos en padres, hijos, estudiantes, profesionales que no solo desempeñamos nuestras funciones de forma eficaz, sino hacerlas de forma eficiente.

Cuando realizamos una evaluación estamos determinando el valor de algo o de alguien; le invito a que piense en esas cosas en las que siempre ha querido mejorar y valore la ayuda que estas le traerán al desempeñarlas.

El respetar a sus padres le trae honra en los años futuros; el cuidar a sus hijos y permanecer en la función de padre de forma activa le permite formar ciudadanos íntegros; la lectura, analizar, estudiar le permitirá conocer más allá de lo ordinario; el ser puntual, mostrar actitud positiva en el trabajo, mejorar su rendimiento, le permitirá ascender profesionalmente.

Todo lo que usted siembre hoy en lo oculto de la tierra mañana germinará en su vida, convirtiéndose en un árbol con raíces fuertes, con tallo sólido, ramas frondosas y hojas verdes. No solamente será un crecimiento agradable a la vista de todos, sino que también le permitirá dar fruto. Este será un fruto que podrá disfrutar su familia, sus vecinos, sus compañeros de trabajo, no solo será un beneficio para pocos, sino para muchos; ese es el poder de las pequeñas semillas que sembramos.

¿Le parece que el mañana está muy lejano? Las estaciones podemos apreciarlas al ver los colores de las flores, al sentir los rayos del sol, al disfrutar la lluvia o al observar el cielo plomizo; pero es difícil poder definir cuándo cambia de una estación a otra.

Evalúe los actos que le traerán beneficios y no espere mañana para emprender porque no sabe el momento exacto en el que llegará el invierno y entonces será demasiado tarde. Recuerde que el momento de arreglar las goteras en el techo es cuando el sol brilla en su esplendor.