Más noticias

“A la altura de”

“Minutos antes del fatal desenlace, los tres habían estado departiendo”, leo en una nota, la que para el lector común se entiende que estaban platicando, charlando, bebiendo, comiendo; pero al leer el resto de la información encuentro que estos señores estaban consumiendo bebidas alcohólicas. “Departir” se ha ido convirtiendo en equivalente de ingerir guaro, cerveza, wiski o cualquier otra bebida embriagante en reuniones, esto, quizá para “eufemizar” el borracho “beber”; luego, lo que mejor habría sido: “Minutos antes del fatal desenlace, los tres habían estado departiendo con bebidas alcohólicas”. Insisto en la jerga policial y en cómo los reporteros emulan tales excentricidades: “Esta madrugada, se dio un accidente tipo despiste en el bulevar de La Entrada, Copán” y “El inspector Luis López, jefe de Tránsito de Santa Bárbara, indicó que el accidente fue por un “despiste” del vehículo que se precipitó y cayó al río”, ejemplos en los que al leer el contenido total se concluye que los emisores al hablar de “despiste” se refieren a que los conductores se salieron de la “pista”. Pero nuestros policías y nuestros comunicadores sociales deben saber que “despiste” significa falla, olvido, error, distracción: “Qué despiste, se me olvidó monitorear mi nivel de glucosa”. Luego, en vez de decir palabras fuera de contexto, lo correcto es: “Esta madrugada se dio un accidente por distracción del conductor en el bulevar de La Entrada, Copán” y “El inspector Luis López, jefe de Tránsito de Santa Bárbara, indicó que el accidente fue por una falla del vehículo, el que se precipitó y cayó al río”. Noto algunos comodines de los redactores de noticias: “El bote pesquero zozobró en aguas del Caribe hondureño a la altura de los cayos Media Luna y Vivorillos”. “El percance ocurrió a la altura del puente sobre el río Chamelecón”, “Como Elizabeth Cárdenas fue identificada ayer por sus parientes la mujer, cuyo cadáver se encontró el martes en estado de putrefacción en el río Chamelecón a la altura de la aldea Copén Viejo, de La Lima, ejemplos en los que ese “a la altura” no sirve de nada, pues lo correcto es: “El bote pesquero zozobró en aguas del Caribe hondureño frente a los cayos Media Luna y Vivorillos”, “El percance ocurrió en el puente sobre el río Chamelecón”, “Como Elizabeth Cárdenas fue identificada ayer por sus parientes la mujer, cuyo cadáver fue encontrado el martes en estado de putrefacción en el río Chamelecón en la aldea Copén Viejo, de La Lima”.