Más noticias

Camuflados

En la Universidad Nacional Autónoma de Honduras siempre ha habido camuflados en todos los estratos, en especial académicos, pues los partidos políticos tradicionales de los Gobiernos de turno se han infiltrado en los quehaceres de la alma mater.

En sus 172 años de funcionar, la Unah hasta la actualidad de este viernes, pero lo relacionado con los 90,000 estudiantes de la totalidad de la población universitaria de Ciudad Universitaria y los ocho centros regionales actualmente está bien marcado.

Los estudiantes que realizan la mayoría de las protestas, independientemente de a qué carrera pertenezcan, son afines al Partido Libertad y Refundación (Libre). Eso es tangible, y entre ellos están hombres y mujeres que se cubren sus rostros.

Pues sabemos que esta institución política es oposición al gobierno que preside Juan Orlando Hernández Alvarado, del Partido Nacional.

De igual manera, están los estudiantes, hombres y mujeres, que son afines al Partido Nacional, y ambos bandos son los que realizan enfrentamientos con los que están a favor de la toma de edificios o los que no lo están.

Otra parte no pertenece a ninguno de esos partidos y la mayoría no participa en la problemática universitaria, pues son estudiantes que estudian y trabajan.

Otros viajan a sus pueblos, ya que al no haber clases no tienen presupuesto para estar en la ciudad; además, dependen de sus padres

Y, de acuerdo con los que son señalados de infiltrados, que no son estudiantes y que son señalados de encapuchados, si los hay, tendrían que ser las autoridades competentes que confirmen y que se les aplique el peso de la ley. Todos deberíamos ser conscientes de que la educación es el principal elemento de los pueblos para salir de la ignorancia y la pobreza en un país llamado Honduras.