Más noticias

“Nacioanalistas”

Han aparecido en los últimos tiempos del acontecer nacional los llamados “analistas”, que opinan en nombre del pueblo hondureño sobre cualquier hecho, especialmente los temas políticos, y en su mayoría son auténticos “nacioanalistas”.

Son los mismos que aparecen rutinariamente en los distintos medios de comunicación, especialmente en la televisión y la radio. La mayor parte, sociólogos y politólogos sabelotodo. Son una selección de voceros de la sociedad hondureña y, entre ellos, miembros activos y asolapados del Partido Nacional, que en sus declaraciones el televidente o radioescucha ya casi sabe textualmente lo que va a decir a favor del Gobierno sobre cualquier asunto.

Honduras tiene 298 municipios, una población de 9,272,000 habitantes, pero los “nacioanalistas” solamente residen en la capital política, Tegucigalpa, y pasan pendientes las 24 horas del día y la noche para que los entrevisten.

Son los mismos que aparecen en los foros, mesas redondas, debates, etcétera, motivo por el cual a Tegucigalpa se le puede señalar como la capital del ocio.

Porque mientras las demás 297 ciudades trabajan, especialmente San Pedro Sula, llamada la Capital Industrial, que tiempo le hace falta para sus distintas labores, a Tegucigalpa le sobra, debido a que allí están los burócratas, políticos de oficio.

La minoría, que no son “nacioanalistas”, son “polianalistas”, pues pertenecen al resto de los partidos políticos. Ambos con sus declaraciones de cualquier tema mediático aprovechan para buscar intereses partidarios y personales.

El pueblo ya les conoce por sus nombres, apellidos y hasta por sus apodos, pasan tomando café en centros públicos y se peinan apresuradamente en cuanto ven a los reporteros; otros se arreglan el bigote, y los que no tienen cabello ni bigote se pasan la mano por sus calvicies.

Esos son los “nacioanalistas” y “polianalistas”, que abundan en la capital de un país llamado Honduras.