Más noticias

¿El edil o el alcalde?

Las palabras tienen espacios de utilidad y con el devenir del tiempo se van yendo al olvido o mudan de significado. Hablamos del prestigio que tiene la Iglesia católica en todo el planeta, del prestigio otorgado a muchos profesionales, por ejemplo. Prestigio es estimación, renombre, buen crédito. Pero nadie se ha puesto a pensar que antiguamente esta palabra estaba muy relacionada con lo contrario: “engaño, ilusión o apariencia con que los prestidigitadores embobaban al pueblo”. Parece que el prestigio de tantos políticos hondureños de hoy está más en sintonía con el sentido etimológico de esta palabra que con el significado que le damos ahora. Prestigio proviene del latín præstigium, que se refería a la ilusión causada a los espectadores por los trucos de un mago. Pero por la normal evolución de la lengua, es a partir del siglo XVIII cuando en el francés se le empezó a dar a prestige el significado de ‘renombre, ascendiente, influencia’, y es así como este sustantivo llega al castellano. “El edil visitó todas las comunidades afectadas por las inundaciones”, decía en un pie de foto de un rotativo local. El periodista se estaba refiriendo al alcalde municipal. Edil no es sinónimo de alcalde; el alcalde es quien encabeza una alcaldía o el presidente de un ayuntamiento (sinónimo de municipalidad) y los ediles son los regidores de esa municipalidad, es decir, los demás integrantes de un concejo municipal. Decirle edil al alcalde es homologar su cargo al de los regidores -o concejales - y aquel es la primera autoridad del término. Y hablando de consejales, recuerdo que cuando estuvo el Consejo de la Judicatura en Honduras, a muchos se les ocurria decirles concejales a sus miembros, cosa que no es así, pues ese consejo era un órgano independiente del Poder Judicial, no un ayuntamiento, por lo que sus integrantes eran simplemente consejeros o miembros. Hace unos días leí en el diario: “El coordinador de la expo feria de Santa Rosa de Copán dijo que en esa festividad se tuvo una derrama de 25 millones de lempiras en la ciudad”, al leer el texto supe que lo que hubo fue un movimiento de esa cantidad de dinero. Derrama es el reparto de un gasto eventual o contribución entre los vecinos de una comunidad. Observo que este término se está confundiento con “derrame” (con la idea de exceso) por la paronomasia de ambas palabras.