Más noticias

Ruta de la Seda

El 26 de abril se celebró el segundo foro sobre la Ruta de la Seda, proyecto del presidente chino, Xi Jinping, basado en la creación de una enorme red de infraestructuras global. Su concepción en 2013 llamó la atención del mundo.

Un total de 37 jefes de Estado y 5,000 participantes de 150 países se reunieron durante dos días en la capital china, cifras que superan las delegaciones que asistieron a la primera cumbre celebrada en 2015.

Xi Jinping aseguró: “Tenemos un fuerte compromiso con la transparencia y la gobernanza limpia en esta cooperación. Adoptaremos reglas y estándares ampliamente aceptados y alentaremos a las empresas participantes a seguirlos en el desarrollo, operación, adquisición y licitación de los proyectos”.

Xi Jinping agregó: “Las leyes de los países participantes deben ser respetadas y tenemos la necesidad de asegurar la sostenibilidad comercial y fiscal de todos los proyectos”. China ha logrado en estos últimos años que 125 países respalden abiertamente su plan.

Los críticos aseguran que este plan es una herramienta para expandir la influencia china fuera de sus fronteras, mientras sus defensores sostienen que ayudará a desarrollar regiones olvidadas.

China ha desembolsado más de 70,000 millones de dólares para financiar proyectos como carreteras, puertos, líneas ferroviarias, puentes, oleoductos, centrales eléctricas o infraestructuras de telecomunicaciones en Asia, Europa, África e incluso Latinoamérica.

La presencia del secretario general de la ONU y de la directora gerente del FMI, junto con jefes de Estado y de Gobierno, es muestra del alcance de la expectativa mundial que ha mantenido China durante la segunda edición del Foro de la Ruta de la Seda.
Máster en Relaciones Internacionales y en Estudios Asiáticos