Más noticias

AMLO, ¿expectativas?

Hay quienes queremos que le vaya bien al presidente López Obrador, así nos irá bien a quienes vivimos en México. No le apostamos a su fracaso ni a regresar a deudas impagables, inflaciones ni devaluaciones, como en los años 70 y 80.

Un factor para evitarlo es decirle a tiempo al presidente los errores en sus dichos y proyectos, que generan incertidumbre y abonan a una baja del consumo e inversión, en parte heredada, que de persistir reducirán el crecimiento, los ingresos del Gobierno y crearán la necesidad de reducir el gasto, el que si no se reduce engendrará más déficit y deuda, que llevará a más bajas de calificaciones, aumento del riesgo país y de tasas de interés.

Decir que no ha perdido popularidad AMLO en sus primeros 100 días de gobierno es relativo, depende dónde se realicen sondeos o encuestas. Si son por vía telefónica o de casa en casa muestran que todavía la mayoría de los encuestados favorecen al presidente López Obrador.

Si analizamos las encuestas realizadas a través de redes sociales, en su mayoría presentan resultados adversos al presidente. En varias de las encuestas en Twitter participaron más personas que en las telefónicas o de casa en casa. En la de López Dóriga intervinieron 137,000 personas: el 72% reflejaron una posición contraria a López Obrador.

En una encuesta realizada por un periodista izquierdista fan del Presidente, Epigmenio Ibarra, con 108,000 participantes, el 67% consideraron negativa la gestión presidencial. Una encuesta que realicé a través de mi cuenta de Twitter, @luispazos1, donde participaron 4,500 personas, el 88% consideró que el actual presidente creó expectativas negativas.

López Obrador sí puede salir adelante, siempre y cuando no espere a que el porcentaje del pueblo que todavía cree en él empiece a resentir sus políticas erróneas y lo rechace, entonces será demasiado tarde.