Más noticias

Aniversario de lectura

Por esta ocasión, las líneas subsiguientes van dedicadas a una vivencia personal de las últimas dos décadas. Viviendo en algún lugar del mundo en marzo del año 1999 fui sorprendido gratamente por Brenda Beebout, una misionera norteamericana que puso en mis manos un libro para que fuese leído por este servidor.

Por aquellos años yo no leía en absoluto, sí tenía el ejemplo de mis hermanos mayores, quienes eran asiduos lectores; pero en lo personal estaba más enfocado en las superficialidades en que la mayoría de los adolescentes ocupan su tiempo.

Sin embargo, aquel libro En manos de la gracia del autor Max Lucado marcó un renovado hito en mi gusto y fascinación por las letras. Recuerdo que aquella obra me atrapó tanto que semanas después corrí a una librería cercana para poder invertir en la compra de más libros.

Desde aquel entonces y hasta la fecha actual que se marca el 20 aniversario de carrera lectora ya son varios centenares de obras literarias consumidas: desde Vargas Llosa hasta Hesse, de Dostoievski hasta Amaya Amador, de Juan Ramón Molina hasta Rubén Darío, de García Márquez a Charles Stanley, de Tommy Tenney a Pérez Galdós, en fin, han sido muchos quienes han llenado mi alma de satisfacción en la lectura.

El hombre es lo que es por la gracia de Dios, por los libros que lee y por las cinco personas más cercanas a su vida; así que lo animo, apreciado lector, a sumergirse en el maravilloso mundo de las letras.

Gracias Brenda Beebout, dondequiera que esté reciba mi agradecimiento sincero por regalarme aquel primer libro que marcó un antes y un después en la vida de este ciudadano. ¡A leer!