Más noticias

¡Confianza!

¿QUÉ ES EL VALOR DE LA CONFIANZA? La palabra confianza proviene de la conjunción de dos palabras: “con” y “fe”. Como valor tiene connotaciones mucho más amplias y profundas: implica fe en alguien, seguridad en la rectitud del otro, expectativas positivas ante las capacidades de alguien; la seguridad, autenticidad, fe en sí mismo y en los demás, son elementos esenciales de este valor. La confianza es el producto de la confiabilidad que nace del carácter y la competencia de una persona o una organización.

¿POR QUÉ PRACTICAR EL VALOR? La confianza es la única cosa que si se remueve puede llegar a destruir el gobierno más poderoso, el negocio más exitoso, la amistad más sólida, el amor más profundo. Si nos fijamos bien, un mundo sin confianza no se sostiene. Sin embargo si se desarrolla y se potencia es lo único que puede crear éxito sin precedentes, generar prosperidad en todas las dimensiones de la vida. Lamentablemente este importante valor es incomprendido y subestimado.

¿CÓMO PRACTICAR EL VALOR? La confianza es un activo para cualquier negocio. Cuando la confianza es alta la velocidad de ejecución sube y los costos bajan. Todos somos capaces de generar, favorecer o incluso recuperar el valor de la confianza: Tres claves para desarrollarlo:

1.- AUTOCONFIANZA – CREDIBILIDAD. Es la confianza que tenemos en nosotros mismos, en nuestra capacidad de establecer y cumplir metas, mantener compromisos, inspirando confianza en los demás. 2.- CONFIANZA DE RELACIÓN - CONSISTENCIA. Es la capacidad para establecer relaciones de alta confianza, en forma habitual. 3.- CONFIANZA EMPRESARIAL – EFECTIVIDAD. Ocurre cuando la organización se alinea para objetivos consistentes. La confianza alinea los objetivos.