Más noticias

Saqueo histórico

Hondutel fue la “vaca lechera” de los distintos Gobiernos nacionales y liberales por décadas, siendo la empresa más rentable de todos los tiempos, pero de igual manera la peor administrada y de mayor corrupción. Actualmente es vista como un cadáver que aún respira y que no saben si enterrarlo de una vez por todas al venderlo o intentar revivirlo con inversión exterior, debido a la negligencia histórica gubernamental.

Los Gobiernos son analizados como los peores administradores de la historia en todos los aspectos, debido a que estos puestos los logran por compromisos políticos, desde el conserje hasta el gerente. Esta empresa ha estado en subasta desde finales de los años noventa, desde el Gobierno liberal del entonces presidente de la república Carlos Flores Facussé, cuando uno de los ofertantes fue el empresario mexicano Carlos Slim, que ofreció despectivamente 100 millones dólares.

Durante estos últimos 20 años hasta la actualidad del año 2019, Hondutel sigue siendo amenazada para su venta, pues las actuales autoridades sienten a esta empresa como una “papa caliente”, que les quema hasta el alma, ahora que está en quiebra por las millonarias pérdidas de todas clases, pues en el año 2018, los administradores señalaron que habían cerrado con un promedio de 180 millones de pérdidas, más millonarias cantidades de pagos por demandas judiciales por parte de los trabajadores despedidos.

Durante el gobierno de Manuel Zelaya, el gerente Marcelo Chimirri fue acusado de corrupción y guarda prisión, y siendo presidente Porfirio Lobo nombró gerente al general retirado Romeo Vásquez Velázquez, y durante ese período, de los años 2010 al 2014, fue señalada Hondutel “de gallina de oro a gallo muerto” por parte de Sitratelh. Actualmente, Hondutel es un cadáver de 42 años, víctima de la corrupción que aún respira en un país llamado Honduras.