Más noticias

el Chapo, no El Chapo

Pienso que los periódicos (como medios de comunicación masiva) tienen la obligación inherente de hacer didáctica léxica y así contribuir con el mejor uso de nuestra lengua. El hecho de que El País o cualquier otro periódico de corte internacional adopte una que otra “regla” no significa que eso sea ad rem, es decir, categórico; muchas veces estos medios deforman el idioma cervantino. En esta ocasión me refiero al artículo en los apodos, y hago acopio textual de lo que dice Fundéu (institución cuyo objetivo principal es velar por el buen uso del español en los medios de comunicación, y cuenta con el asesoramiento de la Real Academia Española, cuyo director es a su vez el presidente de la Fundeu) acerca del famosa Chapo Guzmán.

“El apodo del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera es el Chapo, escrito con el artículo en minúscula y sin necesidad de comillas ni cursivas. En los medios de comunicación se aprecia vacilación respecto a la grafía de este apodo: “Juicio contra El Chapo”, “¿Qué papel jugarán los Zambada en el juicio de ‘El Chapo’ Guzmán?” o “Rechazan el último intento de ‘El Chapo’ Guzmán de posponer su juicio”. De acuerdo con las normas de la Ortografía de la lengua española, el artículo que precede a los apodos se escribe en minúscula. Esta misma obra señala que, precedido de las preposiciones a y de, este artículo forma contracción: al Chapo y del Chapo, no a el Chapo ni de el Chapo. Por otra parte, se recuerda que no es necesario destacar esta clase de denominaciones alternativas con comillas ni cursiva, salvo que estas se encuentren entre el nombre de pila y el apellido: Joaquín «Chapo» Guzmán. Las comillas no son necesarias, en cambio, en el Chapo Guzmán, pues el apodo no está entre el nombre de pila y el apellido, sino antepuesto tan solo al apellido. Así pues, en los ejemplos iniciales lo adecuado habría sido escribir «Juicio contra el Chapo», «¿Qué papel jugarán los Zambada en el juicio del Chapo Guzmán?» y «Rechazan el último intento del Chapo Guzmán de posponer su juicio»”. Escribir El Chapo, El Chapo Guzmán, de El Chapo, es aberración ortográfica; lo correcto es el Chapo, el Chapo Guzmán, del Chapo.