Más noticias

Tal vez entonces

El 13 de julio de 2018 se aprobó el borrador del Pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular. La adopción oficial del documento tendrá lugar en la cumbre programada para los próximos 10 y 11 de diciembre en Marruecos.

El pacto tiene su origen en la Declaración de Nueva York para Refugiados y Migrantes. La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó este acuerdo mundial en 2016. En la versión final del documento se establecen 23 objetivos, y cada uno contiene un compromiso y una serie de acciones a tomar.

En septiembre de 2016, los Estados miembros de Naciones Unidas reconocieron la necesidad de abordar de forma integral todos los aspectos y desafíos que plantea la migración internacional en la actualidad, incluyendo las cuestiones de tipo humanitario, de desarrollo y de derechos humanos.

Estados Unidos, Hungría, Austria y la República Checa han anunciado que no firmarán el pacto, mientras que otros países como Polonia, Australia y Bulgaria tienen la misma intención.

Naciones Unidas estima que el número actual de migrantes internacionales es de 258 millones.

Se estima que el 85% de ingresos de los migrantes, incluidos los que se encuentran en situación irregular, se quedan en el país receptor.

Por otro lado, los países en vías de desarrollo recibieron 450,000 millones de dólares en remesas en 2017, esta cantidad es tres veces la ayuda oficial al desarrollo. Según el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, el pacto solo será un éxito si resulta en acciones concretas.

El documento final será el marco a partir del cual cada país y región deberá plantear su política migratoria. Honduras no cuenta con esa política, tal vez entonces.

Máster en Relaciones Internacionales y en Estudios Asiáticos