Más noticias

¡Redimir el tiempo!

“El tiempo es algo creado. Decir no tengo tiempo es como decir “no quiero”. León Tolstoi. El valor del tiempo significa la vida misma, muchos ignoran su importancia y lo gastan imprudentemente, nada puede recuperarlo. Este año ya casi termina, iniciamos un nuevo ciclo y debemos redimir el tiempo. El diccionario Webster define la palabra “redimir” como “recomprar, volver, recuperar, libertar pagando un rescate”. En el original griego la palabra “redimiendo” se define como: exagorazo que significa: “Comprar para uno mismo, aprovechar la oportunidad, todos debemos hacer una evaluación de haber malgastado el tiempo y dejar oportunidades que pudieran ayudar a cambiar y mejorar en la vida; por nuestra humanidad el tiempo tiene más control de nuestra vida que lo que debería, es fundamental ocupar un lugar por encima del tiempo lineal y verlo desde la perspectiva de Dios. Son las aflicciones y preocupaciones del mundo las que hacen ver que lo temporal parezca más real que lo eterno. Una de las cualidades más peculiares del tiempo es el hecho de que se mide por el movimiento, es allí donde se hace más evidente; el sonido genera movimiento; la voz de Dios introducida en nuestro espacio crea una fuerza sobre ese cuerpo que cambia la velocidad de acción que está funcionando en ese cuerpo, es allí donde Dios habla al entorno en determinado punto, la atmósfera cambia y se realinea y el cielo se refleja en la tierra. “La manera que pasamos nuestro tiempo define quiénes somos”, Jonathan Estrin. La mente hebrea equipara el paso del tiempo como el ciclo de vida, definiéndola en eventos asociados con la relación, si no se comprende el concepto de relación, entonces perdemos la vida y el tiempo; esto es lo que sucedió en el escenario con Marta y María; María estaba sentada a los pies de Jesús y desarrolló una relación con él; mientras que Marta estaba visiblemente distraída por todo lo que había que hacer. María tuvo una cita con su destino por definir el tiempo en base a la prioridad de su relación; mientras Marta ocupó su vida en actividades, al final terminó en frustración y ocupación. “Debemos usar el tiempo como una herramienta no como un sofá” (John F. Kennedy). Si somos personas que estamos en movimiento, la vida de acción será manifiesta en relación; hoy es el mejor día para entrar en relación con Jesucristo y su tiempo será redimido.