Más noticias

El gato y el ratón

Todos los años el mismo juego del gato y el ratón en lo que se refiere al control de la venta de pólvora en San Pedro Sula, a tal grado que hasta utilizan el mismo eslogan de “cero pólvora”.

Esta campaña municipal la preparan en la antesala de la Navidad, es decir ya cuando este material explosivo está fabricado y destinado para este municipio y algunas bodegas clandestinas están repletas de este peligroso producto.

En Honduras es el departamento de Copán el mayor productor con todo tamaño, forma y precio y Tegucigalpa y San Pedro Sula los mayores consumidores.

Familias enteras, hombres, mujeres y niños han vivido de este rubro, y de igual manera algunos han perdido sus vidas o partes de sus miembros superiores especialmente manos o dedos.

Más la importación de pólvora de Guatemala y de El Salvador que ha sido común por décadas en épocas navideñas, pues este producto mueve millonarias cantidades de dinero.

Para controlar este mal endémico de reventar pólvora en la temporada navideña no es a través de una ordenanza municipal, sino un proyecto de ley a través del Congreso Nacional de la República y para todos los 298 municipios del país.

Pues todos los años ha sido la misma historia de los operativos de la Policía Municipal Sampedrana decomisando grandes cantidades de explosivos y lo más lamentable los reportes del Hospital Mario Rivas del número de accidentados, especialmente adultos ebrios e inocentes niños a través de los medios de comunicación.

En el año 2017 fueron 116 casos y dos personas muertas a nivel nacional, San Pedro Sula con 40 quemados.

En noviembre ya se reporta el primero y habrá que esperar qué pasa en esta Navidad del año 2018 en un país llamado Honduras.