Desalojos

“Diariamente se efectúan desalojos en Honduras”. El desalojo es un acto mediante el cual se despoja a una persona de la posesión material de un inmueble por orden de las autoridades gubernativas o judiciales. Esto implica la supresión efectiva de la posibilidad de que una persona o un grupo viva en una casa, residencia o lugar determinados.

Las personas no solo pierden su hogar, pierden totalmente todo lo que les ha costado con mucho sacrificio, tanto que han invertido una buena parte de sus ingresos a lo largo de los años de vida, si no que también son obligados a abandonar sus efectos personales en algunos casos si tienen, porque normalmente no se les avisa anticipadamente cuándo se hará el desalojo, utilizando gran armamento militar, policial, y máquinas pesadas; esto también viene a afectar el desempleo.

Tal vez tenían un ingreso por la zona donde vivían, y ahora tendrán que salir de las áreas hacia las montañas u otros lugares dejando todo atrás y comenzando de cero.

Los desalojos forzosos que más se dan son en las zonas urbanas. Con frecuencia es por el traspaso de terreno de alto valor por algún interés en particular como para construir casas, centros comerciales, carreteras y otras infraestructuras que benefician principalmente a los grupos más acomodados.

Actualmente, en este Gobierno se han dado cantidades de desalojos a nivel nacional, donde millones de familias han sido desalojadas por la fuerza de su hogar, de su tierra y de su comunidad por diversas causas. Lo único que ellos buscan es una mejor vida para sus hijos.

Ante el elevadísimo número de personas que son apartadas de su lugar de origen como consecuencia del desplazamiento interno, el Gobierno no dice nada, no se manifiesta, no busca soluciones, no enfrenta el problema que viven miles de familias hondureñas.