La italiana Meloni solidifica su influencia global

La primera ministra de Italia ha abandonado su postura anti Unión Europea y se ha consolidado como una líder de la extrema derecha.

Foto: Kenzo Tribouillard/Agence France-Presse — Getty Images

La Primera Ministra Giorgia Meloni de Italia ha tratado de ser un puente entre los líderes de derecha y la UE.

dom 18 de febrero de 2024

Por: Jason Horowitz/The New York Times

ROMA — Viktor Orban, el Primer Ministro húngaro, había quedado aislado, siendo el único resistiéndose a un fondo de la Unión Europea para Ucrania con valor de miles de millones de dólares. Al aumentar la presión sobre él antes de una reciente reunión de emergencia de la UE, necesitaba un aliado.

Giorgia Meloni, la Primera Ministra de Italia, que durante mucho tiempo había compartido su antagonismo hacia la UE, fue ese oído comprensivo.

Durante una hora, bebiendo unas copas, Orban se quejó de haber sido tratado injustamente por la UE por su política de extrema derecha. Meloni, una líder de extrema derecha, le dijo que ella también había sentido el prejuicio. Pero, dijo, en lugar de atacar a la UE, había tratado de trabajar con ella de buena fe, de acuerdo con un funcionario europeo con conocimiento de la conversación. Ese enfoque, argumentó ella, obligaba a la UE a hacerla partícipe y, al final, le rindió frutos al aceptar que Italia había cumplido con los requisitos para la liberación de miles de millones de euros en fondos de ayuda por Covid.

Orban terminó aceptando el trato con Ucrania. Fue un gran momento para Europa. Pero también fue un gran momento para Meloni, quien selló su credibilidad como alguien que podía desempeñar un papel influyente en Europa.

Líder de extrema derecha

Cuando se convirtió en la líder de Italia en octubre del 2022, muchos en Bruselas temieron que pudiera ser perturbadora. En lugar de ello, se ha posicionado como una líder de extrema derecha que puede hablar con los de aún mayor extrema derecha.

Roberto D’Alimonte, politólogo en la Universidad Luiss-Guido Carli, de Roma, dijo que Meloni había “realizado un cambio radical”, de ser una ideóloga anti UE a ser una líder pragmática pro-UE que entiende que necesita “toda la ayuda que pueda obtener” de la Unión Europea.

Pero dijo que Meloni aún tenía una visión para Europa que reequilibraba los poderes fuera de Bruselas, y que buscó influencia en las elecciones europeas en junio para que eso sucediera.

Aun así, ha demostrado ser sólida en la cuestión de Ucrania, se alineó con Estados Unidos y la OTAN, y retiró a Italia del vasto plan de expansión económica de China en Europa.

Ha atenuado sus diatribas anti UE y abandonado toda intención de dejar el euro o romper con el bloque.

En materia de migración, gran parte de Europa ha adoptado su línea más dura. Trabajó con la UE para buscar un acuerdo con Túnez para evitar que los migrantes entren a Europa.

“Utilizará la retórica soberanista para reequilibrar el poder entre la unión y los Estados miembros y a favor de los Estados, pero no al grado de romper la unión”, dijo D’Alimonte.

©The New York Times Company 2024