Más noticias

Héctor Emilio Fernández, Don H, es condenado a cadena perpetua

El narcotraficante hondureño es acusado de importar 135 toneladas de cocaína hacia Estados Unidos.

Héctor Emilio Fernández, Don H, fue extraditado a Estados Unidos en 2015.
Héctor Emilio Fernández, Don H, fue extraditado a Estados Unidos en 2015.

Nueva York, Estados Unidos.

El narcotraficante hondureño Héctor Emilio Fernández, alias Don H, fue sentenciado por la Corte del Distrito Sur de Nueva York a cadena perpetua por el tráfico de 135 toneladas de drogas y 20 toneladas de precursores químicos de metanfetamina entre 1998 y 2014.

Además, Fernández Rosa, de 46 años, también fue sentenciado a cinco años de libertad supervisada y se le ordenó pagar un monto de 50 millones de dólares en confiscaciones, cantidad que amasó en 17 años como narcotraficante, según la Fiscalía.

Don H, considerado por EEUU como uno de los narcotraficante más violentos y prolíficos, cabecilla de una organización criminal, fue arrestado en Honduras en octubre de 2014 y extraditado a los Estados Unidos en septiembre de 2015. Previamente se declaró culpable ante el juez de circuito de Estados Unidos Richard J. Sullivan.

En su informe, la Fiscalía le señala por “pagar millones de dólares en sobornos a funcionarios hondureños, incluido un ex presidente” para asegurar “el paso de sus drogas a los EE UU”.

En el juicio Don H declaró haber participado en al menos 19 asesinatos, entre ellos el congresista hondureño (y antiguo co-conspirador) Mario Fernando Hernández, de quien ordenó su asesinato.



También reveló que durante dos de esos años, entre 2008 y 2010, ayudó a traer aproximadamente 20 toneladas de efedrina a Honduras, para ser usada en una empresa conjunta de producción de metanfetaminas con los lugartenientes de alto rango de Joaquín Guzmán alias “El Chapo” en el cartel de Sinaloa.

El agente especial interino a cargo Michael Machak dijo: “Llevar ante la justicia y poner tras las rejas a personas como Fernández Rosa no solo hace que nuestro país sea más seguro, sino que mantiene enormes cantidades de drogas peligrosas fuera de nuestras calles. Esto debería servir como un mensaje de que la DEA no tolerará y procesará a los narcotraficantes peligrosos que causan estragos en nuestro país".

LEA: El historial de sobornos, drogas y crímenes de Héctor Emilio Fernández, Don H

De los 24 hondureños condenados en Estados Unidos de traficar con droga, Don H es el segundo hondureño que recibe cadena perpetua, ya en mayo de 2018, la justicia estadounidense sentenció a Sergio Neftalí Mejía Duarte.

Así operaba

Aproximadamente en 1998, Fernández Rosa comenzó a participar en el tráfico de drogas en Honduras con una célula de traficantes que distribuía aproximadamente cinco toneladas de cocaína por año.

Para el año 2003, Don H como se le conoce asumió una posición gerencial en el grupo, lo que aumentó el volumen de cocaína que distribuía a aproximadamente 10 toneladas por año hasta al menos 2013.

Fernández Rosa coordinó el pago de grandes sobornos a miembros de la Policía Nacional de Honduras y en al menos un funcionario militar hondureño que ayudó a escoltar y garantizar el paso seguro de grandes cargamentos de drogas.

La Fiscalía estableció que “Don H” pagó "millones de dólares en sobornos a funcionarios hondureños, incluyendo un expresidente, aseguró el paso seguro de sus drogas hacia los Estados Unidos".

En 2005, “Don H” y Juancho León trabajaron para proteger sus drogas y ganancias instalando a un aliado como viceministro de Seguridad.

“Ese año, el acusado y León pagaron al Oficial-1 más de dos millones de dólares en ingresos por drogas en el entendido que el Oficial-1 nombraría a su asociado para el puesto si el Oficial-1 ganara las próximas elecciones”, indican los documentos.

El candidato prevaleció en las elecciones, pero no cumplió su promesa al narcotraficante hondureño. Durante el mismo período, Fernández Rosa y otros conspiradores gastaron aproximadamente $ 100,000 en sobornos para la policía en relación con cada uno de sus envíos de drogas.

Entre 2008 y 2010, Don H diversificó sus operaciones al trabajar para recibir aproximadamente 20 toneladas de efedrina en Puerto Cortés, que es el puerto comercial más grande de Honduras.