Más noticias

Muestran en corte de NY cómo policías hondureños planeaban rutas de la droga

Fuentes de la DEA fingieron ser del cartel de Sinaloa y grabaron a oficiales trazando rutas de envío de cocaína, ofreciendo protección y revelando puntos de control policial.

En las capturas del video de la reunión, se muestra a varios exoficiales hondureños cuando eran miembros activos de la Policía Nacional, trazando rutas de envíos de droga y acordando proteger la cocaína.
En las capturas del video de la reunión, se muestra a varios exoficiales hondureños cuando eran miembros activos de la Policía Nacional, trazando rutas de envíos de droga y acordando proteger la cocaína.

NUEVA YORK.

Evidencias presentadas en la Corte del Distrito Sur de Nueva York muestran cómo policías hondureños trazaban rutas en un mapa de papel y en una laptop para los envíos de cocaína, acordaban cómo proteger la droga y revelaban puestos de control policial, cuando estaban activos en la Policía Nacional de Honduras.

Las pruebas incluyen capturas de video de una reunión donde estos policías, ahora presos en Estados Unidos (se declararon culpables), planificaban envíos de cocaína.

El video fue grabado en 2014 por fuentes confidenciales de la Administración para el Control de Drogas (DEA), agentes que se hicieron pasar por miembros del cartel de Sinaloa.

LEA: Expolicía hondureño traicionó a agentes de EEUU al dar datos confidenciales a los Valle

Según detallan los archivos, “en junio de 2014, el acusado (expolicía Juan Manuel Ávila Meza) se reunió con otros seis miembros de la Policía Nacional de Honduras, con Fabio Lobo, el ahora convicto hijo del expresidente hondureño (Porfirio Lobo), y dos fuentes confidenciales de la DEA (las “fuentes”) que fingían ser miembros del cartel de Sinaloa”.

Señalamiento
La Fiscalía de NY dice que el expolicía Ávila Meza trabajó por muchos años al servicio del cartel de Los Cachiros.

En los archivos se agrega: “Las fuentes registraron la reunión, durante la cual el acusado (exoficial Ávila Meza) dirigió una discusión sobre la mejor manera de confiar en la Policía Nacional para garantizar un paso seguro para un gran envío de cocaína”.

Colaboración plena. Las pruebas las envió a la Corte de Estados Unidos el fiscal general para el Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey Berman.

poli22.1(800x600)
Fueron grabados por fuentes confidenciales de la DEA que fingían ser narcos.

El acusado (expolicía Ávila Meza) fue un participante central en la reunión en Tegucigalpa. Le contó a las fuentes de la DEA (creyendo que eran narcos) sobre la ubicación de los puestos de control policial en las cercanías de las rutas de cocaína de Cachiros”.

Los fiscales añaden: “El acusado (exoficial Ávila Meza) dijo a las ‘fuentes de la DEA’ (que fingían ser narcos) que la ‘zona más caliente’ que tendrían que transitar con las drogas estaba en la costa atlántica de Honduras.Además, el acusado no solo ‘trajo un mapa de Honduras’. Más bien, mostró un mapa a las ‘fuentes’ en el que puso ‘flechas’ que identifican algunos de los puntos de control de la Policía”.

Los exoficiales también usaron una computadora portátil para mostrar puntos de vigilancia policial.

Buscan severa sentencia. Las pruebas son parte del caso en el que hay acusados siete expolicías hondureños: Ludwig Criss Zelaya Romero, Mario Guillermo Mejía Vargas, Carlos José Zavala Velásquez, Víctor Oswaldo López Flores, Jorge Alfredo Cruz Chávez, Juan Manuel Ávila Meza y Carlos Alberto Valladares.

Todos están recluidos en Estados Unidos y se declararon culpables de tener vínculos con el narcotráfico.

poli11.3(800x600)
La evidencia fue presentada por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York en la Corte Federal.

En este caso, también se acusó a Fabio Lobo, a quien se condenó a 24 años de cárcel.

A cada acusado en este caso se le ha juzgado por separado.

Las evidencias fueron presentadas por la Fiscalía de Nueva York como parte de su argumentación para pedir una severa condena contra el expolicía Juan Manuel Ávila Meza.

Entre las pruebas enviadas, hay una captura de video de una reunión en 2014 entre el cachiro Devis Rivera Maradiaga, el expolicía Ávila Meza y el exdiputado Juan Antonio Hernández Alvarado (Tony Hernández, acusado en otro caso de narcotráfico y preso en Estados Unidos).

La jueza Lorna G. Schofield será la encargada de imponer la sentencia al exoficial Ávila Meza el próximo 18 de julio en la Corte de Nueva York.