Malala se reunió con jóvenes que habían sido secuestradas en Nigeria 

Se entrevistará también con el presidente nigeriano Goodluck Jonathan.

Nigeria.

La colegiala paquistaní Malala Yousafzai, que sobrevivió a un disparo en la cabeza que le hicieron los talibanes, se entrevistó el domingo en la capital nigeriana con algunos de los familiares de las 200 jóvenes secuestradas en el norte del país y con líderes de un grupo que hace campaña por su liberación.

Se entrevistará también con el presidente Goodluck Jonathan el lunes en la capital, exactamente tres meses después de que 276 colegialas fueron secuestradas por los islamistas de Boko Haram en su escuela de Chibok, en el estado de Borno (noroeste), informó un allegado de las familias a la AFP.

La activista paquistaní que lucha por los derechos a la educación de las jóvenes se encontró por separado con líderes del grupo BringBackOurGirls (Regrésennos a nuestras niñas) y 15 familiares de las secuestradas, así como con cinco de las muchachas que lograron escaparse de las manos de sus captores.

"La situación en Chibok es similar a la de Swat, donde algunos extremistas impidieron a 400 niñas a ir a la escuela", dijo Malala a las fugitivas tras escuchar sus historias.

Swat es su ciudad natal en Pakistán, donde recibió un disparo en la cabeza en 2012 cuando se dirigía a la escuela.

"Y creo que sus voces son más poderosas que cualquier arma. Crean en ustedes y sigan viviendo sus vidas. Sigan aprendiendo y tendrán éxito. Hay paz en Swat. Cada niña está asistiendo a la escuela".

"De la misma manera vamos a ver aquí que también un día todas ustedes van a ir a la escuela, obteniendo su educación", añadió.

Antecedentes

El gobierno de Nigeria está bajo presión después del secuestro de las niñas el 14 de abril.

Cincuenta y seis de las colegialas escaparon en los días siguientes al secuestro. Según funcionarios locales siguen secuestradas 219.

Malala invitó a las autoridades a actuar de manera seria para rescatar a las colegialas.

"Si lo hacen para las futuras generaciones quiere decir que están destruyendo a su país. Piensen en esas niñas", agregó.

Familiares y líderes locales acusan a los militares de no hacer casi nada para garantizar la liberación de las rehenes.

La Prensa