Artesano mexicano convierte al nuevo coronavirus en piñata

Ante una situación difícil, el humor puede tener un efecto altamente positivo.

La piñata se hizo viral en las redes sociales.

México, México.

Un coronavirus hecho de papel verde, de 80 centímetros de diámetro y con un diminuto rostro amarillo en el centro se sumó a la larga lista de personajes convertidos en piñatas que se venden en un taller de artesanos del norte de México.

Tras el éxito que obtuvieron representado al expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a su sucesor, Donald Trump, y la socialité Kim Kardashian, Dalton Ávalos y su familia ya hicieron dos piñatas del COVID-19, con todo y sus antenitas, y planean hacer al menos medio centenar, comentó a la AFP.

Detalles

"Tratamos de ver el lado amable de las cosas, el humor y todo eso, entonces, aquí el mexicano se caracteriza por eso, aquí un poco quisimos darle los detalles de lo que vimos en las noticias y así nos imaginamos que era el coronavirus", dice Ávalos, que forma parte de la segunda generación de artesanos del taller familiar de piñatas.

Estas artesanías son rellenadas con dulces y frutas y son un clásico en fiestas de niños, que armados con un palo y los ojos vendados golpean uno a uno la piñata hasta que se revienta.

El taller familiar de Ávalos tiene 33 años funcionando en Reynosa, Tamaulipas, y en él se fabrican un promedio de 20 piñatas por mes. Todas son hechas de alambre, papel y cartón, y por las chicas esperan obtener 600 pesos (27 dólares), por las grandes 800 pesos (36 dólares).

En México la propagación del virus ha sido más lenta que en otros países, según datos del Gobierno. El 28 de febrero pasado se reportaron los primeros tres casos confirmados y hasta este jueves la cifra ha subido a 15.

La Prensa