Más noticias

Polémica campaña feminista causa revuelo en tren de Rusia

La acción busca erradicar la postura que adoptan algunos hombres al sentarse con las piernas abiertas en el transporte público.

La joven activista echó una mezcla de agua y cloro en las partes genitales de más de 70 hombres.
La joven activista echó una mezcla de agua y cloro en las partes genitales de más de 70 hombres.

San Petersburgo, Rusia

Una estudiante de Derecho y activista rusa decidió llevar a cabo una campaña para lograr que los hombres dejen de adoptar la tesitura de sentarse con las piernas abiertas a la hora de viajar.

Su nombre es Anna Dovgalyuk y decidió volcar sobre la zona de los genitales masculinos un líquido, fusión de agua y cloro, para que "cierren las piernas" y a la vez no olviden hacerlo luego de ver la mancha en el pantalón que nunca podrán quitar.

El accionar generó polémica en las redes sociales luego de que difundiera el video en donde varios hombres resultaron "marcados" por la joven rusa.

La activista aseguró que se vio obligada a hacerlo "ante la pasividad del Gobierno ruso, para que todos comprendan qué parte del cuerpo controla el comportamiento de los hombres".

Lea más: Captan a mujer queriendo estrangular a bebé en guardería

"Actúo en nombre de todos los que tienen que soportar las muestras de sus cualidades de macho en el transporte público", agregó Dovgalyuk, quien fabricó una solución "30 veces más concentrada que la mezcla usada cuando se lava la ropa".

La joven rusa manifestó que el mismo fue vertido en más de 70 hombres. También que llevará la campaña a los metros de Moscú y Kazán.

El video, publicado en YouTube, fue replicado en todas las plataformas de las redes sociales y generó la indignación de muchos hombres por la polémica acción, en donde algunos amenazaron con iniciar acciones legales a la activista.