Más noticias

Como Adán y Eva: una pareja se desnuda en el Museo del Prado

La paraeja asegura que lo hicieron porque en esta sociedad “se aburrían”.

Sobre los cuadros elegidos, aseguraron que Adán y Eva son 'la institución de la idea de género'.
Sobre los cuadros elegidos, aseguraron que Adán y Eva son 'la institución de la idea de género'.

Madrid, España

Una pareja se desnudó en la sala del Museo Prado donde se exhiben los cuadros de "Adán" y "Eva" de Alberto Durero, para destruir "toda una serie de ideas y constructos sociales" que consideran ridículos, tras lo cual fueron conducidos a la Policía por los servicios de seguridad de la pinacoteca.

La "performance" se ha registrado cuando Adrián Pino y Jet Brühl, según ellos mismos informan en sus cuentas de las redes sociales, se despojaron de la ropa que llevaban, se quedaron desnudos, y varios visitantes les fotografiaron, unas imágenes que luego ellos han publicado.

Vea má: Una perra salva de prisión a un hombre en caso de abuso sexual

Fuentes del museo confirmaron el incidente, una acción, dijeron, que ya intentaron hace dos años, aunque entonces "no les dio tiempo a desnudarse completamente".

"Nos preocupa que moleste a los demás o que puedan sentirse ofendidos, pero poco más podemos hacer", añadieron las mismas fuentes del museo, que impide, por ejemplo, que los visitantes entren descalzos o con comida.

Los protagonistas, que se desnudaron cuando no había ningún menor en la sala, fueron identificados por la Policía Nacional, y su acción podría acarrearles una sanción administrativa.

La pareja explica en un vídeo que ha colgado el portal Código Nuevo que lo han hecho para destruir "toda una serie de ideas y constructos sociales" que consideran ridículos y que eligieron los cuadros de "Adán" y "Eva", de Durero, porque "es la institución de la idea de género".

Vea más: Lengua se le puso negra después de accidente de tránsito

"Nos colocamos desnudos con la particularidad de que me muestro como una mujer, con los genitales ocultos", explica Pino, a lo que el precisa que es "biológicamente una mujer", pero no lo es "realmente".

En definitiva, añaden, querían pasárselo bien y divertirse, porque la sociedad les parece "una parida" y "se aburrían".

Adrián Pino ha llevado a cabo en 2017 y 2018 acciones similares frente a obras que evocan "el poder divino de lo femenino" en museos como el Louvre en París, la National Gallery en Londres, el Pérgamo en Berlín o la Galería de la Academia de Florencia (Italia), según precisa en su web.