23/07/2024
07:34 AM

Muerte de una perra desata manifestaciones violentas en Barcelona

  • 23 diciembre 2018 /

La perra llamada Sota murió a manos de un policía quien argumenta que se defendió de los ataques del animal.

Barcelona, España

Ira e indignación en España por la muerte de Sota, una perra que murió a manos de un policía que le disparó en un hecho confuso que argumenta fue en defensa propia.

Se dice confuso porque relatos de algunos testigos argumentaron que la perra no le hizo nada al policía, mientras tanto, el departamento de policía emitió un comunicado argumentando que el disparo fue en defensa propia.

El hecho se originó el 18 de diciembre cuando la policía urbana de Barcelona, pidió la documentación a un joven que pedía dinero junto a Sota.

Un policía le dio una torta al joven, mientras tanto la perra comenzó a ladrar, por lo que el joven dispuso a amarrarlo hasta que el compañero del primer policía sacó su arma y disparó a la canino. El hecho enfadó al dueño de Sota quien fue detenido por agredir al agente con una patineta.

El hecho fue condenado en redes sociales donde se ve al animal agonizando en la acera de la calle.

Protestas de indignación

Un grupo de personas se autoconvocó para solidarizarse con el dueño

La protesta que concentró este sábado a unas 3.500 personas según la Guardia Urbana para denunciar la muerte de la perra dejó al menos cinco detenidos, varios heridos entre ellos un agente, y varios desperfectos en la plaza Sant Jaume de Barcelona.

La protesta empezó a las 17.00 horas delante del Ayuntamiento de Barcelona cuya fachada recibió varias pintadas. Dos horas más tarde, a las 19.00 horas, se había convocado otra concentración en la Gran Via, junto a la Plaza de Espanya, lugar donde murió la perra.


Unos 200 concentrados cortaron la calle y a las 22.00 horas, la treintena de personas que aún permanecían en la protesta, fueron desalojadas por la fuerza por los Mossos d'Esquadra, que cargaron con dureza después de que los manifestantes volcaran contenedores y prendieran fuego a uno de ellos.

Otras personas recordaron a la canina con fotos y velas en el lugar donde recibió la bala.


Alcaldesa se pronuncia

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido 'pruebas documentales y testigos' que hayan presenciado el momento en que un agente de la Guardia Urbana disparó el martes a una perra en Barcelona, tras lo que el animal murió.

En un mensaje en Facebook, la alcaldesa ha explicado que todas las imágenes que han visto hasta el momento son posteriores al episodio y ha asegurado que se están rastreando las cámaras de los alrededores en busca de más imágenes.

'No sirve como prueba documental un testimonio que relata haber presenciado lo ocurrido y que circula por las redes sociales', ha sostenido Colau, que ha pedido a quienes lo hayan presenciado in situ que se pongan en contacto con el Ayuntamiento, a través de un email, o interpongan una denuncia en el juzgado.


La Guardia Urbana aseguró que la perra mordió al policía en el brazo

Los hechos que originaron estas protestas ocurrieron en la Plaza de Espanya de Barcelona, cuando una patrulla de la Guardia Urbana quiso identificar a una persona sin hogar.

La Guardia Urbana aseguró que la perra, de nombre 'Sota', atacó al agente urbano hiriéndole en un brazo y el policía, que temió por su vida, le disparó.

El Ayuntamiento barcelonés lamentó la muerte del animal y anunció que revisará los protocolos de intervención de la Guardia Urbana en caso de ataques de perros.