11/12/2023
12:56 AM

Estudian suspensión del proceso de paz

El gobierno indio considera suspender el proceso de paz con Pakistán tras los atentados en Bombay, que dejaron 175 muertos.

    El gobierno indio considera suspender el proceso de paz con Pakistán tras los atentados en Bombay, que dejaron 175 muertos y que Nueva Delhi atribuyó a islamistas basados en suelo paquistaní, informó ayer la agencia Press Trust of India, PTI.

    'Hay quienes consideran que India debería suspender el proceso de paz y el diálogo heterogéneo para mostrar que no se tomará a la ligera la masacre de Bombay', señaló la agencia oficial india citando a responsables oficiales no identificados.

    Según PTI, el gobierno, 'incluido el primer ministro, Manmohan Singh, está muy molesto y siente que Pakistán no ha mantenido la promesa hecha al más alto nivel de terminar con el terrorismo dirigido contra India'.

    Las fuentes citadas aseguraron a la PTI que 'una serie de encuentros políticos oficiales de alto nivel se llevarán a cabo en los próximos días para decidir qué hacer'.

    Sospechas

    El Lashkar-e-Taiba, sospechoso número uno de los ataques de Bombay que dejaron cientos de muertos, es uno de los grupos islamistas clandestinos paquistaníes que reivindica la lucha contra la 'ocupación' india de Cachemira, donde -afirma- es perseguida la minoría musulmana.

    El Lashkar, que desmintió enérgicamente estar involucrado en los atentados de Bombay, condenándolos incluso, es ilegal en Pakistán desde 2002, aunque nunca fue acusado de cometer atentados en el país.

    Sin embargo, al igual que otros grupos ilegalizados, el Lashkar no ha desaparecido y se sospecha que ha reforzado sus lazos con los talibanes paquistaníes y Al Qaeda, que reconstituyó sus fuerzas en las zonas tribales del noroeste de Pakistán.

    Su nombre singnifica 'el ejército de los piadosos'. Fue fundado en los años noventa en Lahore, cerca de la frontera con India. Su objetivo es luchar contra lo que considera la 'ocupación' india de una parte de Cachemira, de mayoría musulmana.

    Durante mucho tiempo, Islamabad lo dejó hacer e inclusive ese movimiento recibió ayuda de los servicios de inteligencia paquistaníes porque el propio Pakistán se opone a la presencia india en Cachemira, una región disputada entre ambos países y por la cual surgieron dos de las tres guerras que los enfrentaron.

    Antecedente

    Lashkar-e-Taiba es acusado de haber organizado un ataque el 13 de diciembre de 2001 contra el Parlamento indio en Nueva Delhi que dejó diez muertos y que llevó a ambos países al borde de una cuarta guerra.

    India acusa en general a Pakistán de estar detrás de atentados y ataques de los últimos años en la parte india de Cachemira o en otros lugares de su territorio. AFP