Obama retrasó reforma migratoria por crisis de los niños migrantes

El presidente de EUA retrazó hasta noviembre una de las principales promesas de su Gobierno, la reforma migratoria.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. AFP
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. AFP

Washington, Estados Unidos.

Las críticas tienen envuelto al presidente de Estados Unidos, Barack Obama. El anuncio que hizo la Casa Blanca sobre postergar las acciones ejecutivas que aliviarían la situación de 11.3 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos fue como una puñalada para sus esperanzas.

Ante esto, el mandatario contraatacó dejando claro que no quiere herir a los demócratas en las elecciones de noviembre, como han acusado, pero que su razón se debe a la crisis de los niños migrantes.

"La verdad del asunto es que la política de cambiar los plazos es a causa de ese problema", dijo el presidente en una entrevista exclusiva con Chuck Todd en Meet The Press.

El presidente rechaza las críticas sobre su decisión y quiere dejar claro que no se debe a una táctica política destinada a ayudar a los demócratas en su lucha a un paso de las elecciones legislativas de noviembre.

"Voy a actuar pero va ser más sostenible y más eficaz si el público entiende cuáles son los derechos sobre la inmigración, lo que hemos hecho en los casos de los niños no acompañados y por qué es necesario", explicó.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo que la decisión de posponer el anuncio “huele a pura política” y que nunca es el “momento oportuno” para que el presidente evite el Congreso y “declare una amnistía por medio de acción ejecutiva”.

La decisión de Barack Obama, de retrasar hasta después de las elecciones legislativas de noviembre la puesta en marcha de medidas ejecutivas sobre la reforma migratoria ha provocadouna ola de "profunda decepción" entre las organizaciones de activistas pro-inmigrantes en el país.

Desesperanza

En California, donde residen más de 11 millones de personas con raíces mexicanas, según cifras oficiales, el portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, por su sigla en inglés), Jorge Mario Cabrera, calificó de "decepcionante" la "decisión mal informada" de Obama."

"Los cambios administrativos para que millones emerjan de las sombras del quebrantado sistema migratorio son necesarios ahora, no mañana", enfatizó el representante de CHIRLA, quien aseguró que las consecuencias de este anuncio se dejarán sentir de forma adversa para Obama en las próximas elecciones de noviembre.

"El presidente Obama ha roto una promesa más de las que hizo a las familias inmigrantes. Al ceder ante los temerosos senadores demócratas y los intimidadores republicanos, ha decidido poner la política por delante de las vidas de los inmigrantes y las urgentes necesidades de EE.UU", señaló Bhargava a través de un comunicado.

La Prensa