Relator especial de DDHH de la ONU suspende visita a Nicaragua

Se explicó que la ONU tomó la decisión debido "al deterioro de la situación y el ambiente en el país".

Michel Forst, relator especial de las Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de los derechos humanos.
Michel Forst, relator especial de las Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de los derechos humanos.

Managua, Nicaragua

El relator especial de las Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de los derechos humanos, Michel Forst, suspendió una visita a Nicaragua programada para el 24 de agosto debido a falta de condiciones de seguridad, informó este jueves la ONG Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

"Se nos informa de las oficinas de la ONU que el relator no viene" a Nicaragua porque se "determinó que existía un alto riesgo de que la estadía del relator en el país no se realizaría en buenas condiciones", denunció la presidenta del Cenidh Vilma Núñez en rueda de prensa.

La AFP intentó verificar la información con la cancillería, pero la recepcionista dijo que no había nadie en la oficina de relaciones públicas.

Núñez dijo que la oficina de Forst les explicó en una carta que "los servicios de seguridad del sistema de la ONU no pueden darle el visto bueno a la visita porque no pueden garantizar la seguridad del Relator" en Nicaragua.

Núñez explicó que la ONU tomó la decisión debido "al deterioro de la situación y el ambiente en el país, así como advertencias recibidas de diversas instancias".

El Cenidh supo a través de un contacto que el gobierno nicaragüense manifestó a la oficina de la ONU que "no era oportuno" que el relator visitara el país, pero que estaba anuente a recibir a Forst el año próximo en visita oficial, dijo Núñez a la AFP.

Forst tenía previsto llegar a Managua el 24 de agosto para realizar una consulta sobre la situación de los defensores de los derechos humanos.

Núñez atribuyó la suspensión de la visita a la imagen negativa que Nicaragua ha proyectado con la expulsión de más de 50 extranjeros en lo que va del año.

Por otra parte, entre otros, se le impidió ingresar al país al director regional de la organización estadounidense de libertades civiles Freedom House, Carlos Ponce, quien tenía previsto reunirse en febrero pasado con grupos humanitarios y civiles nicaragüenses.

Esto "ha generado una imagen de inseguridad a nivel internacional", denunció la activista.

La Prensa