Proclaman avances contra la violencia en El Salvador

El presidente Salvador Sánchez Cerén rindió informe en el Congreso en su segundo año de gobierno.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez.
El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez.

San Salvador.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, proclamó ayer avances en la lucha contra la inseguridad, con una reducción en la violencia criminal que agobia al país.

“Las medidas extraordinarias contra la inseguridad han contribuido a que en los últimos meses tengamos una reducción en los homicidios”, aseguró el mandatario al rendir un informe ante el Congreso por su segundo año de gobierno.

Cifras de la Policía indican que en enero se registraron 736 homicidios en El Salvador, 671 en febrero, 603 en marzo y 352 en abril. De acuerdo con Sánchez Cerén, esa tendencia a la baja en los homicidios se debió a una mayor operatividad de la Policía en el terreno que cuenta con el apoyo de unos 7,000 soldados.

A inicios de abril pasado, a pedido del Gobierno, el Congreso aprobó un decreto temporal que permitió endurecer los controles de seguridad en siete cárceles del país que recluyen a pandilleros.

En esas prisiones fue cortada la señal de telefonía celular para evitar que los pandilleros encarcelados se comuniquen con compañeros en libertad. En abril, el Gobierno también dispuso que un contingente de 1,000 elementos de las fuerzas especiales de la Policía y el Ejército se dediquen a la búsqueda de 100 cabecillas de pandillas para desarticular las estructuras de mando de esos grupos.

“Hemos dado un viraje en el combate contra los criminales; las medidas extraordinarias están provocando un gran impacto”, sostuvo el mandatario salvadoreño.

Al destacar otros logros de su gobierno, Sánchez Cerén señaló que se han invertido al menos 2,200 millones de dólares en programas de desarrollo social.

La Prensa