Más noticias

ONG piden a Honduras proteger a mexicano herido en asesinato Berta Cáceres

El activista Gustavo Castro Soto se encontraba con la hondureña cuando fue asesinada.

Gustavo Castro Soto con Berta Cáceres al momento del ataque.
Gustavo Castro Soto con Berta Cáceres al momento del ataque.

Tuxtla, México.

Organizaciones mexicanas de derechos humanos exigieron el jueves al gobierno de Honduras garantizar la seguridad de un mexicano que se encontraba en la casa de la activista hondureña Berta Cáceres cuando fue asesinada por desconocidos.

El gobierno mexicano pidió información al de Honduras sobre la situación física y jurídica del activista Gustavo Castro Soto, mientras que "personal consular se está desplazando" a La Esperanza, a 200 km de Tegucigalpa, donde residía la activista asesinada, dijo a la AFP un portavoz de la cancillería.

"Gustavo Castro fue herido en el ataque, logró sobrevivir y es un testigo importante para las investigaciones por el asesinato de Berta Cáceres", alertó en un comunicado el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas.

A ese llamado se sumó el Movimiento Mesoamericano en contra del Modelo Extractivo Minero, que en un comunicado pidió al gobierno hondureño la "protección inmediata" de Castro "para que, una vez que haya brindado su declaración ante el Estado hondureño, pueda regresar sin contratiempos a México".

Las ONG expresaron en comunicados firmados por varias organizaciones su "repudio e indignación" por el asesinato de Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y ganadora en 2015 del prestigioso Premio Goldman, considerado el Nobel ambiental.

Castro Soto, cuyas heridas no fueron especificadas por las ONG, es integrante de la organización Otros Mundos Chiapas, de la Red Mexicana de Afectados por la Minería y el Movimiento Mesoamericano contra el Modelo Extractivo Minero, y se encontraba en Honduras para participar en el Foro sobre Energías Alternativas desde la Visión Indígena del COPINH.