Mercosur busca frenar el virus del zika en la región

América Latina busca una estrategia común para combatir el virus.

Montevideo, Ecuador/AFP

Las autoridades sanitarias de América Latina buscaban una estrategia común este miércoles en Montevideo para combatir el virus del Zika en la región, la más afectada del mundo, en un clima de alarma reforzado por un caso de contagio por vía sexual en Estados Unidos.

En busca de detener el avance del virus, que es vinculado con malformaciones en fetos, se reúnen en Montevideo autoridades de Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela y Uruguay, como miembros del Mercosur; y de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Surinam, como estados asociados.

También asisten representantes de Costa Rica, República Dominicana, México y la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

"Lo que les preocupa a los ministros es la rapidez con la que se ha difundido la infección del virus del Zika, ya que en menos de un año el virus se ha diseminado en 26 países", dijo a la prensa Etienne.

Con casos aislados confirmados en Indonesia, Tailandia, Cabo Verde y temores ante la vulnerabilidad de contagios en Asia, por ahora América del Sur es la región con más casos del virus: más de 1,5 millones en Brasil y más de 20.000 en Colombia.

Desde que se detectó el virus, en Brasil además se han confirmado 404 casos de microcefalia, que impide el desarrollo normal del cerebro del bebé en estado de gestación, y hay 3.670 casos sospechosos. Como referencia, en 2014 se registraron 147 casos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el lunes la alerta sanitaria mundial por el posible vínculo entre el contagio de zika en mujeres embarazadas y un aumento de casos de bebés nacidos con microcefalia.

Guerra al Aedes aegypti

Y este miércoles la directora para Europa de la OMS, Zsuzsanna Jakab, pidió a esa región coordinar acciones para impedir la llegada del mosquito Aedes aegypti, que transmite el zika, además del dengue, chicunguña y la fiebre amarilla.

"Pido a los países europeos que actúen de manera coordinada para controlar a los mosquitos, incluso movilizando a la población para eliminar los lugares de reproducción, usar insecticida y matar las larvas", expresó Jakab en un comunicado.

El zika también es sospechoso de causar el síndrome neurológico de Guillain-Barré (SBG), que podría causar una parálisis definitiva.

"La respuesta ante este problema va a estar en la lucha contra el mosquito transmisor del virus"", coincidió Etienne.

Algunos turistas europeos han sido contagiados por el virus, pero aún no se detectan casos propios en la región que está en pleno invierno y en cuyas temperaturas no puede sobrevivir el Aedes aegypti.

Pero la perspectiva de que el virus, que causa fiebre y dolores musculares, llegue a la región durante las estaciones más cálidas ha activado las alertas en Europa.

A las puertas de los Juegos Olímpicos de Rio en agosto, Brasil desplegó más de medio millón de agentes de salud y militares, entre otros, para combatir el mosquito Aedes aegypti.

"Estamos haciendo el mayor esfuerzo en la historia de Brasil", indicó a la prensa en Montevideo el ministro de salud brasileño, Marcelo Castro.

"Tenemos 46.000 agentes de combate que están yendo de casa en casa, y los reforzamos con otros 266.000 agentes comunitarios de salud que no hacían este trabajo, más 210.000 militares de las fuerzas armadas del país", agregó el ministro.

Contagio por vía sexual

La última señal de alarma por el zika llegó de Texas (sur de EUA), donde se reportó un caso del virus transmitido por vía sexual y no por la picada de un mosquito. Según informaron las autoridades de Salud del condado de Dallas, el paciente tuvo sexo con una persona enferma que había viajado a Venezuela.

Si bien los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) confirmaron esta infección, no investigaron cómo el individuo la había contraído, dijo un portavoz a la AFP.

"En caso de confirmarse, eso representaría una nueva dimensión del problema", advirtió la directora de la OPS en Montevideo.

La perspectiva de que el virus se transmita sexualmente y no solo por la picada del mosquito es preocupante para Europa, Estados Unidos y otras regiones fuera de América Latina, donde hasta ahora todos los casos han sido importados.

La OMS advirtió la semana pasada que el zika se está propagando "de manera explosiva" en Latinoamérica, donde se espera de 3 a 4 millones de casos para 2016.

El virus fue descubierto en una selva de Uganda llamada Zika, en 1947.

La Prensa