Reloj del Apocalipsis marca 3 minutos para el fin del mundo

Las armas nucleares y el cambio climático son la mayor amenaza para la destrucción de la Tierra, según científicos.

Los Científicos Atómicos mantienen la hora del Reloj del Apocalipsis a 3 minutos del fin del mundo.
Los Científicos Atómicos mantienen la hora del Reloj del Apocalipsis a 3 minutos del fin del mundo.

Washington, Estados Unidos.

El cambio climático, el arsenal de armas nucleares y la confrontación entre Oriente y Occidente son las principales amenazas que podrían conducir al “fin del mundo”, advirtieron ayer científicos estadounidenses.

Los especialistas de la Universidad de Chicago decidieron no mover en 2016 la hora del Reloj del Apocalipsis que quedó a tres minutos de la medianoche, sin embargo sentenciaron que la acción insuficiente para recortar las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero puede producir una catástrofe climática global. Y resaltaron la tensión creciente entre Rusia y EUA y el desafío nuclear de Corea del Norte con la bomba de hidrógeno.

El Boletín de los Científicos Atómicos, publicación a cargo del reloj (una metáfora de lo cerca que la humanidad está de destruir el planeta) marcó esa hora el año pasado y es lo más cerca que ha estado a la medianoche desde 1984, en plena Guerra Fría.

"Tres minutos (para la medianoche) es muy cerca. Demasiado cerca", señaló la publicación en un comunicado.

"Los miembros de la Junta de Ciencia y Seguridad del Boletín de los Científicos Atómicos queremos dejar en claro por qué decidimos no mover las manecillas del Reloj del Apocalipsis en 2016. No es una buena noticia, sino una expresión de consternación porque los líderes mundiales no han logrado centrar sus esfuerzos ni llamar la atención del mundo sobre la reducción del peligro extremo que representan las armas nucleares y el cambio climático".

El también conocido como ‘Reloj del Apocalipsis’ o del ‘Juicio Final’, es un reloj simbólico, mantenido desde 1947 por la junta directiva del Boletín de Científicos Atómicos de la Universidad de Chicago, que usa la analogía de la especie humana estando siempre “a minutos de la medianoche”, donde la medianoche representa la “destrucción total y catastrófica” de la Humanidad.

Originalmente, la analogía del reloj representaba la amenaza de guerra nuclear global, pero desde hace algún tiempo incluye cambios climáticos, y todo nuevo desarrollo en las ciencias y nanotecnología que pudiera infligir algún daño irreparable.

La Prensa