Celac verificará fin del conflicto en Colombia

El bloque supervisará junto con la ONU el cese al fuego Los mandatarios también urgieron una estrategia para combatir el zika.

Con música y flores, Ecuador le dio ayer una colorida bienvenida a los presidentes de la región que participaron en la IV cumbre de la Celac. Fotos: EFE y AFP

Quito, Ecuador.

El apoyo de la Celac para la verificación del fin del conflicto armado en Colombia y los estragos del virus Zika centraron la atención de la IV cumbre de este foro latinoamericano y caribeño.

En el encuentro, que reunía en Quito a representantes de 33 países, el presidente anfitrión, Rafael Correa, y su par de Colombia, Juan Manuel Santos, indicaron que el bloque está dispuesto a ser parte de la misión de la ONU que supervisará el cese al fuego y la dejación de armas por parte de la guerrilla FARC, alzada contra el Estado colombiano desde hace más de medio siglo.

“Entregamos una Celac con toda la capacidad de apoyar la verificación del acuerdo”, dijo el mandatario ecuatoriano, mientras que un agradecido Santos comentó detalles de esa misión.

“No es Colombia ni las FARC. Son Naciones Unidas las que escogen de acuerdo a su experiencia, de acuerdo a su conocimiento y de acuerdo a las ofertas que reciban”, dijo.

Kr celac1 280116(1024x768)

Guerra contra el zika

El pedido de Colombia de abordar el asunto de la paz ya venía desde hacía días eclipsando el tema central de la cumbre: la erradicación de la pobreza en Latinoamérica y el Caribe. Pero la beligerancia con la que la epidemia del zika está azotando a algunos países de la región que terminó de relegarlo a un segundo plano.

Poco antes de retirarse de la cita de la Celac, que se desarrollaba en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en las afueras de Quito, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, propuso diseñar una estrategia regional para luchar contra este virus sospechoso de causar malformaciones fetales.

Además, anunció una reunión del Mercosur el próximo martes, abierta a la Celac y la Unasur.

“La mayoría de los países está adoptando un modelo similar al nuestro de utilización de las fuerzas armadas (...) en el combate para la erradicación física de los criaderos y la eliminación de las aguas estancadas”, aseguró Rousseff sobre el zika, transmitido por el mosquito Aedes aegypti y asociado a una explosión de casos de bebés con microcefalia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé una expansión del zika por todo el continente americano. Según el organismo, el Aedes aegypti, vector también del dengue y chicungunya, ya está en 21 de los 55 países de las Américas.

Kr celac2 280116(1024x768)
El mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, fue uno de los primeros en llegar a la cita, donde fue recibido por el anfitrión Rafael Correa.
La Prensa