Autoridades nunca han probado que “El Chapo” sea narco

A lo más que han podido llegar es a acusarle de propiciar la comisión de “delitos contra la salud”

Fotografía del 'Chapo' Guzmán tomada durante su recaptura en febrero de 2014.
Fotografía del 'Chapo' Guzmán tomada durante su recaptura en febrero de 2014.

México

Aunque se le considera uno de los mayores capos de la droga del mundo, las autoridades mexicanas nunca han podido demostrar que Joaquín “El Chapo” Guzmán es un narcotraficante.

Aunque esta acusación se incluyó desde su primera detención en 1993, los jueces tuvieron que revocar tales cargos debido a que la fiscalía no pudo demostrar esa acusación.

En su lugar, a Guzmán se le encarceló por delincuencia organizada, posesión de armas de uso exclusivo del ejército y por realizar vuelos clandestinos.

Para el momento de su recaptura en 2014, la fiscalía trató de llevar adelante cinco juicios contra “El Chapo”, uno de ellos por delitos contra la salud.

Pero esa acusación es diferente de la de comercializar grandes cantidades de droga como hace Cartel de Sinaloa al cual él dirige.

De acuerdo con el Consejo de la Judicatura mexicano, el juicio que enfrenta Guzmán es por posibilitar la ejecución de un delito contra la salud.

Las acusaciones de Estados Unidos

Por otro lado, el gobierno de los Estados Unidos mantiene una acusación contra “El Chapo” por introducir al menos 200 toneladas de droga en su territorio.

A esto hay que añadir que el Departamento de Estado solicita su extradición para juzgarlo por, precisamente, por narcotráfico.

LEA: La DEA felicita a Gobierno mexicano por detención del "Chapo"

Y con todo esto, por qué el sistema de justicia mexicano no ha podido sentenciar al “Chapo” por narcotráfico.

Mundo Francisco Jiménez Reynoso, investigador de la Universidad de Guadalajara, en México, es tajante: “Por ineficiencia y corrupción en el sistema judicial del país”, dice sin rodeos para explicar la falta de pruebas contra Guzmán.

Algo que llama la atención es que en la cárcel de máxima seguridad de Altiplano, de donde “El Chapo” de fugó en julio pasado, el reo pudo quedarse en la misma celda durante año y medio, algo muy irregular y más aún tratándose de un recluso tan prominente.

La Prensa