Más noticias

Declaran estado de emergencia en California por fuga de gas en Los Ángeles

Enormes cantidades de metano salen a la atmósfera a diario.

Varias personas han presentados malestares por la propagación del gas.
Varias personas han presentados malestares por la propagación del gas.

California, EUA

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró este miércoles un estado de emergencia por una másiva fuga de gas natural que ha perdido el control en un vecindario de Los Ángeles.

Brown explicó que actuó con base en solicitudes de los residentes de la comunidad de Porter Ranch y la "prolongada y continua" naturaleza de la fuga de gas en las instalaciones subterráneas de almacenamiento.

Según el reporte oficial, enormes cantidades de metano salen a la atmósfera a diario, lo que ha llevado a miles de familias a solicitar su reubicación y a dos escuelas cercanas a mandar a sus estudiantes a otro lado.

La fuga se originó en las instalaciones de almacenamiento de gas natural de la compañía SoCalGas en Aliso Canyon y ha liberado ya a la atmósfera más de 78,000 toneladas métricas de metano y no se prevé que quede arreglada hasta el mes de marzo.

La proclamación se produjo después de una reciente visita de Brown a la zona afectada, donde se reunió con los vecinos que ya habían puesto en marcha una campaña de firmas para que el mandatario californiano reconociera la situación en Porter Ranch como de una emergencia.

LAQ2(800x600)
La alerta fue decretada para la prevención de daños en la salud pública.

Esta medida oficializa administrativamente la crisis que sufre esa comunidad ubicada en la municipalidad de Los Ángeles y habilita recursos estatales para poner remedio a la fuga, proteger los intereses de los residentes y asegurar que SoCalGas se hace cargo de los costes que este incidente está generando.

Esta semana se conoció que las obras de construcción de un pozo adyacente al averiado, para trasladar el gas de uno a otro y clausurar el que está deteriorado- han producido una nueva emisión contaminante al aire que ahora sí es visible para los residentes.

Se trata de un vapor aceitoso que los vecinos están reportando como gotitas negras que han caído recientemente sobre viviendas y vehículos, según confirmó SoCalGas

Medidor de dióxido de carbono.